//
estás leyendo...
Cajon de Sastre, Comida y Cocina, La Vida debe Saber Bien

La Vida debe Saber Bien

La vida debe saber bien…Por David García Mellado.

Hoy Degustamos: CUETARA CACHOBARRA

Cuétara Cachobarra

Hace ya unos años un pequeño monstruo llamado Benito (menudo nombre) asaltaba el siempre competitivo pasillo de los cereales con un nuevo producto Cuétara llamado Chocoflakes. La agresiva campaña publicitaria (a todas horas estaba el tal Benito en los anuncios intentando exprimir a una vaca) que cualquier Sheila Broflovski (o Helen “¿Es que nadie piensa en los niños? Lovejoy) abría denunciado ante la siguiente reunión de la Asociación de Padres consiguió que el producto enganchara y permaneciera rotando entre la sección de galletas y cereales para alegría de niños y comilones.

Poco después la familia de productos Chocoflakes dio la bienvenida a los Flakes de Nocilla y a las protagonistas de este primer articulo Las Cachobarras de Nocilla.

Con ese nombre cualquier amigo de la manduca confía en encontrarse ante una monstruosa galleta de colosales y titánicas proporciones, rellena de galones y galones de espesa Nocilla aderezada con tal cantidad de arroz inflado que podría proporcionar alimento a toda una provincia china. Pero la realidad de la Cachobarra es bien diferente.

Para empezar, cada caja contiene un total de 5 paquetitos, en los que conviven si estrechez alguna dos galletas. Es decir, por caja, encontramos un total de 10 galletas. Independientemente de si salen caras o no las galletas por unidad (que ya les aviso que salen caras) centrémonos en lo importante ¿están ricas o no?

Bueno, no están mal, el sabor de la Nocilla esta francamente conseguido (aunque no tiene la misma densidad que la de bote) y el conjunto de galleta+Nocilla+arroz inflado cumple con un suficiente mis glotonas inclinaciones.

Lo malo es lo harinosa que es la galleta en si, el tamaño ridículo para llamarse Cachobarra (son dos Flakes de Nocilla unidos) y la poca consistencia y estabilidad que tiene al enfrentarse a la leche (se deshace mas rápido que un Gremlin puesto a secar al sol).

En general Las Cachobarras de Nocilla son una pequeña decepción, que aunque tienen buen sabor, no son nada del otro jueves. Para probarlas: SI; para convertirlas en un habitual de sus golosas despensas: NO. Les recomiendo que si gustan de esta líneas de productos sigan siendo fieles al original (los cuales les invito a mezclar con Rice Krispies de Kellog´s) y que olviden a sus hermanos pequeños, especialmente a la Cachobarra.

Puntuación:

Media cuchara sobre cinco.

 Combinaciones:

  • La mejor combinación que se me ocurre con esta gama de productos es la que ya les comentaba con anterioridad, mezclar los Chocoflakes o los Flakes de Nocilla con los Rice Krispies de Kellog´s. Unos pocos le darán mucho sabor a estos cereales de arroz inflado y no será tan pesado como tomarse un tazón entero de Chocoflakes.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “La Vida debe Saber Bien

  1. estoy de acuerdo la cachobarra no hace honor a su nombre y no es para repetir

    Me gusta

    Publicado por maria | octubre 26, 2012, 10:45 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: