//
estás leyendo...
Cajon de Sastre, Comida y Cocina, Especiales, Halloween, Halloween 2012, La Vida debe Saber Bien

La Vida debe Saber Bien – Especial Halloween 2012

La vida debe saber bien…Por David García Mellado.

Hoy Degustamos: Golosinas de Halloween

La Pandilla del Horror nos traen las golosinas Halloweeneras.

Terroríficos y fantasmagóricos saludos amantes de la manduca y de las dulces notas del toque de fajina ha llegado Halloween y antes de comenzar a invocar a los aterradores y sabrosos protagonistas de esta edición especial de La Vida debe Saber Bien, me gustaría celebrar con el mismo entusiasmo que el Dr. Frankenstein manifestó al darse cuenta de que su criatura estaba viva, que ese autentico científico loco de los fogones, el príncipe inmortal de las latas, padre de la impostura y azote de las huestes Vanhelsinheras de la orden de los fusionistas nitrogenados que es Falsarius Chef (al cual invito que sigan en Facebook, Twitter y visiten su blog, amen de comprar sus libros que son sensacionales) nos recomendara el pasado viernes en su cuenta oficial de Twitter, ¡MUCHISIMAS GRACIAS MAESTRO!

Bueno déjenme que les haga una pregunta ¿Les gusta Halloween? ¿Si? ¿No? ¿No es nada más que otra engañifa para que compremos tonterías? ¿Terminaremos celebrando el Día de Acción de Gracias y el 4 de Julio? Quien sabe…el caso es que ya tenemos las calabazas metidas en casa un año más y prácticamente sin que nos demos cuenta (a pesar de las protestas habituales) la fiesta se esta convirtiendo en una mas dentro de nuestro abultado calendario vacacional/lúdico y claro esta, la fecha no viene solamente acompañada del espíritu (y de los espíritus) sino que toneladas de productos como disfraces de dudosa calidad, elementos decorativos que deben llevar la palabra inflamable tatuada en la frente y por su puesto golosinas alusivas a la fiesta se agolpan ante nuestras puertas como aldeanos tea en mano frente a un molino.

Y de estas últimas vamos a hablar hoy, de algunas de las golosinas, chucherías y caramelos de temática Halloweenera que la casa Vidal ha lanzado al mercado para deleite de los amantes de las gominolas (y de las caries).

Antes de comenzar quiero que entiendan que la puntuación es relativa a los productos que hoy analizo y que el único acompañamiento que se me ocurre para un atracón de gominolas es una Coca Cola bien fría al mismo tiempo que se ve una buena película (mi recomendaciones cinematográfico para Halloween son Noche de Miedo, Creep Show, Pesadilla Antes de Navidad, Sleepy Hollow y si hay tiempo El Regreso de los Muertos Vivientes).

Jelly Babies – Momias

Jelly Babies o Momias.

En primer lugar nos encontramos con las Jelly Babies o Momias (como a mi me las vendieron oigan). Esta suerte de Jelly Beans con aspecto de marcianos de Roswell o de momias dentro de sus sarcófagos, no están ni buenas, ni malas pero no llegan a satisfacer mis golosas apetencias ni un ápice.

Imhotep nos invita a probar las momias.

El caso es que nuestro cerebro (instruido por años y años de amarillo = a sabor limón) nos dice que tienen diferentes sabores en función del color que la gomita tenga, pero lo cierto es que, salvo las de limón y moras, todas saben igual. Añado que esa capa coriácea que recubre a estas Jelly Babies lo único que consigue es restarle puntos y hacernos desear estar comiendo Jelly Beans (que dicho sea de paso son puro vicio) en vez de a estas primas deformes. Les doy media cuchara sobre cinco y aunque tan solo cuesten 5 céntimos la unidad mi consejo es que los inviertan en otras golosinas.

Puntuación:

Media cuchara sobre cinco.

Brujas y Colmillos

Brujas y Colmillos.

Con el mismo sabor y textura encontramos los clásicos Colmillos Draculeros que afortunadamente no son de foam (esa pasta dura que podría usarse para sellar cañerías) y las Brujas Halloween. El sabor es francamente bueno y si tuviera que describirlo diría que es una especie de goma con sabor a Chupa-Chups nata/fresa. Ambas forman parte de la línea Gomas Brillo (no se que demonios significa eso) y están realmente ricas. A 5 céntimos cada una, las encuentro irresistibles y una apuesta segura. Teniendo el mismo sabor y textura, no sabría explicar muy bien porque prefiero las Brujas Halloween (unas cabezas de brujas sonrientes donde los colorantes campan por sus respetos) pero el caso es que las prefiero. Mi veredicto es 2 cucharas sobre 5.

Puntuación:

Dos cucharas sobre cinco.

Calabazas

El Zombi turista nos ofrece un cerebro y una sonriente calabaza.

Las siguientes en la lista son las Calabazas Halloween, pero a mí que no me engañen son las Fresitas de toda la vida disfrazadas. Son compañeras de línea de las dos anteriores y aunque me gustan, su sabor no es ninguna novedad (¿Quién querría una gominola con sabor a calabaza?). Es un valor seguro si les gustan las fresitas de toda la vida, pero no le pidan más. 2 cucharas sobre 5 son mi puntuación para la testa del Jinete sin Cabeza.

Puntuación:

Dos cucharas sobre cinco.

Demonios

El Mago es un Fanático de los Demonios y Brujas.

He dejado para el final mi preferida las chucherías llamadas Scary Jelly. Al parecer existen dos modelos, una con forma de calavera y otras con forma de cabeza demoníaca (que son las que yo encontré) y supongo que ambas deben saber igual. Estamos ante otro caso de fresita disfrazada por sabor y textura pero lo que la salva de la quema de los Juicios de Salem es el leve puñetazo en forma de sabor picante que la golosina te devuelve una vez te la comes. Este regusto picante que trepa por la garganta como si se tratara de un Zombie cumpleañero, no es molesto en absoluto y consigue darle un toque distintivo y diferente a estas demoníacas cabezas. Mi puntuación es 3 sobre 5 cucharas.

Puntuación:

Tres cucharas sobre cinco.

Evidentemente probé otras golosinas para la elaboración del artículo como las Anacondas (que no me gustaron nada por su chiclosa textura y su poco y repetitivo sabor), los Cerebros (que son todo un clásico) y los siempre socorridos Dedos (mis preferidos)  pero decidí no meterlos en la lista a favor de las Galletas Festivas de Chocolate de Halloween de Carrefour.

Galletas Festivas Carrefour

Rico, rico y con esperpento.

Carrefour ha lanzado para las fiestas unas galletas en su sección de panadería/bollería con el poco original nombre de Galleta Calabaza Choco y Galleta Fantasma Choco (le han puesto ese nombre para que no cunda el pánico entre los intelectuales) envasadas en unas cajas de plástico transparente al precio de 02,99€  4 unidades de buen tamaño (tienen el mismo tamaño que un Samsung Galaxi Mini aproximadamente) y grosor (verdaderamente son dos galletas montadas una encima de la otra).

Dejando a un lado su precio (hay que reconocer que son bastante caras) debo decir que están francamente buenas. Como ya comente, verdaderamente cada vez que te comes una estas devorando dos ya que debajo de la galleta hay otra igual pegada bañada en chocolate (uhmmm chocolate….). Curiosamente a pesar de su tamaño y densidad no son especialmente pesadas (aunque no recomiendo comerse las 4-8 de una sentada) y pueden ser un excelente acompañamiento a un buen Colacao calentito.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que aunque parezcan prácticamente iguales no lo son. Repasando su composición (digna del laboratorio de un científico loco) en esencia son la misma galleta (salvo en un par de cosillas) pero he encontrado la Galleta Fantasma Choco mas conseguida que su igual en forma de calabaza. Esta última es más harinosa y en su gusto hay algo que no es igual a las que tienen forma de fantasma, aunque el sabor de ambas es muy parecido al de las pastas con chocolate que hay en las bandejas preparadas (si esas que cuando las compras misteriosamente las que tienen algo de chocolate desaparecen como por arte de magia).

Dejando a un lado su elevado precio, son un producto fantástico para estos días. Si quieren probarla mas les vale correr, ya que estoy convencido que se trata de un producto de temporada al que es mas que probable que no volvamos a verle el pelo (al menos hasta el año próximo).

Se llevan mi puntuación más alta dentro de este especial de Halloween, 4 cucharas sobre 5 y aunque no las recomendaría para que se convirtiera en un habitual de sus despensas (por precio y porque hay galletas mejores y mas baratas) si gustan de estas fiestas son todo un acierto tanto para repartir entre la chiquillada como para satisfacer su glotonería.

Puntuación:

Cuatro cucharas sobre cinco.

Para terminar, aunque he encontrado algunas sorpresas destacables (las Galleta Fantasma Choco y las golosinas Scary Jelly de Vidal) la inmensa mayoría de los productos son una pequeña decepción aun mas aterradora que la fecha en la que nos encontramos, pero menos que acudir al dentista si se atiborran de estas coloridas porciones de potenciales caries….¡FELIZ HALLOWEEN! Tengan cuidado con los dulces.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: