//
estás leyendo...
Cajon de Sastre, Cartooniced, Cultura Nostalgica, Historia

Cartooniced – Disney y el Nazismo

Cartooniced…Por César del Campo de Acuña

Disney y el Nazismo

Sin lugar a dudas el nombre de Walt Disney es uno de los más famosos y reconocibles del mundo entero gracias a su sorprendente genio y al significativo poder que la compañía que el mismo fundo ha ido amasando desde el pasado siglo hasta el presente. La marca Disney es una de las más fácilmente identificables para el ojo humano y su influencia en la industria del entretenimiento es tan palpable que es capaz de dictaminar, casi sin oposición, que esta dentro y fuera del mercado del ocio. Desde las Sinfonías Animadas pasando por los largometrajes de impecable resultado, Walt Disney creo un imperio que aun perdura.

Obviamente, su alargada sombra y su figura de hombre de éxito hecho a si mismo, le granjeo detractores y enemigos que no dudaron en acusarle de ser antisemita, comunista, fascista y racista. Aunque muchos de esos “ismos” se contradijeran (en el caso del comunismo y fascismo) la macula que emponzoño levemente la figura del mago de la animación fue generada en parte por algunas de las producciones que el mismo aprobó y lanzo al mercado. En esos cortos  abundaban los estereotipos raciales (como en The Opry House de 1929) y aunque los animadores judíos pusieron el grito en el cielo por ellos (como paso con una escena de The Three Little Pigs) nadie dijo nada en contra de las representaciones graficas de mejor o peor fortuna que se hicieron de los negros (como los cuervos cantores de jazz de la mundialmente famosa Dumbo).

ThreeLittlePigsbigbadwolfejew

Viendo estas caricaturas con el prisma actual y la presión en el cuello de la bota de lo políticamente correcto es obvio que los más apocados se escandalicen ante la mera idea de la existencia de mencionadas imágenes pero hay que ser capaz de extrapolar en que momento fueron realizadas.

Dejando a un lado las acusaciones de antisemitismo y racismo a las que Disney tuvo que hacer frente quizás las más graves fueron las que le acusaron de ser comunista y fascista. La idea de un Walt Disney comunista no se sostiene, ya que el animador había expresado en más de una ocasión virulenta aversión hacia el movimiento político. Disney, como muchos otros jefes de estudio de su época, sospechaba abiertamente de los sindicatos lo que le llevo a pensar que la huelga de animadores que se levanto en su contra en 1941 fue promovida por la creciente conspiración comunista en Estados Unidos. Otro hecho que aleja su figura del comunismo es la invitación, como testigo amistoso, para formar parte del Comité de Actividades Antiamericanas con la intención de que nombrara a personajes de Hollywood sospechosos de ser comunistas.

Pero quizás, la acusación más grabe a la que tuvo que hacer frente en vida fue la que le acusaba de ser un Nazi en la sombra algo que muchos grupos supremacistas blancos siguen celebrando y afirmando. Una de las “pruebas” a las que menos referencia se suele hacer para respaldar la teoría de su supuesta inclinación política hacia el nazismo, es el corto protagonizado por Mickey Mouse en 1932 The Wayward Canary en el que se pude apreciar en casa del propio ratón Mickey un mechero con una esvástica. Aunque circunstancial (porque la esvástica esta invertida y porque la figura no deja de ser un símbolo que data del Siglo V Antes de Cristo), la realidad es que el corto se estreno en noviembre de 1932, justo entre Las Séptimas y Octavas Elecciones Parlamentarias en Alemania, elecciones que vieron como Hitler llegaba al poder.

thewaywardcanary

Otros detalles de la supuesta vinculación de Walt Disney al nazismo han salido a la palestra para arrojar algo de luz sobre el misterio. En 1933 Fritz Kuhn funda la German American Bund una asociación de inmigrantes alemanes en Norteamérica. Kuhn conoció a Hitler a principio de los 30 y aunque era profundamente detestado por el líder del partido, el sesgo de la asociación creada por Kuhn era mayoritariamente pro Nazi. Art Babbitt, animador de Disney, declaro en cierta ocasión que su jefe tenía un gran interés y simpatía por la mencionada asociación.

Exactamente esto es lo que Babbitt declaro: “In the immediate years before we entered the War there was a small, but fiercely loyal, I suppose legal, following of the Nazi party . . . There were open meetings, anybody could attend and I wanted to see what was going on myself. On more than one occasion I observed Walt Disney and [Disney’s lawyer] Gunther Lessing there, along with a lot of prominent Nazi-afflicted Hollywood personalities. Disney was going to meetings all the time”*

* “En los años antes de que entráramos en la guerra había un pequeño y ferozmente leal seguimiento, supongo que legal, del partido Nazi…hubo reuniones abiertas a cualquiera que quisiera acudir y yo quise comprobar por mi mismo que ocurría en ellas. En más de una ocasión vi a Walt Disney y su abogado Gunther Lessing allí junto a una gran cantidad de prominentes personalidades de Hollywood. Disney iba a aquellas reuniones todo el tiempo”.

Der Fuehrer's Face

Otro hecho en la vida de Walt Disney que parece acercarle al Nazismo es la admiración que el animador sentía hacia el trabajo de Leni Riefenstahl. La cineasta alemana, encargada de rodar los documentales a mediados de los años 30 que ayudaron a glorificar al Nazismo, se acerco a todos los estudios de Hollywood después de la infame Kristallnacht (Noche de los Cristales Rotos – 1938) solicitando un empleo. Una de las personas con las que se reunió fue Walt Disney y en aquella reunión fue cuando Disney se descubrió ante el trabajo de Riefenstahl a la par que le decía que lamentablemente no podría tan siquiera barajar la posibilidad de contratarla por temor a que su reputación fuera seriamente perjudicada por asociarse con ella.

A pesar de todo, ninguno de los colaboradores de Walt Disney de aquella época puede afirmar que el padre de Mickey Mouse tuviera una fuerte opinión o inclinación política. Su forma de actuar solo parecía transmitir que su mayor objetivo siempre fue mantener su estudio en marcha y se rumorea que la simpatía que sentía hacia el German American Bund escondían la finalidad de  forjar buenas relaciones con Alemanes influyentes para poder distribuir en Alemania sus películas una vez terminara la guerra.

Sea como fuere, el hecho más significativo que defiende la inocencia de Walt Disney ante las acusaciones de ser un supuesto Nazi en la sombra son los tres cortos animados y el largometraje que realizo para el gobierno de los Estados Unidos con el fin de educar a los más jóvenes y animar a las tropas en el frente. Der Fuehrer’s Face, Education for Death y Reason and Emotion fueron los tres cortos producidos por los estudios Disney con el fin de ridiculizar al nazismo mientras que el largometraje Victory Through Air Power fue lanzado para defender la idea de la producción de más bombarderos.

Education_for_Death

im2

¿Inocente o culpable? Walt Disney pudo jugar, o no, al juego de la guerra con dos Barajas (se rumorea incluso que durante La Caza de Brujas en Hollywood fue informador para el FBI) pero lo que si es seguro, es que independientemente de sus tendencias y afinidades políticas consiguió gracias a su genio inspirar, conmover, iluminar y maravillar a generación tras generación de espectadores.

contacto@cincodays.com

Anuncios

Comentarios

7 comentarios en “Cartooniced – Disney y el Nazismo

  1. que gran documento…me quedo flipando!

    Me gusta

    Publicado por fe250gto | mayo 17, 2013, 9:56 am
  2. muy interesante disney se dejó influenciar por el nazismo de esa época no cabe duda

    Me gusta

    Publicado por Edgar Gomez | mayo 17, 2013, 8:17 pm
    • Gracias por tu comentario Edgar. Verdaderamente lo que paso fue que trabajo con el gobierno norteamericano para hacer campaña contra las potencias del eje (como se puede ver en el corto Der Fuehrer’s Face). Por otro lado las sospechas sobre las inclinaciones políticas de Walt Disney son harina de otro costal. La explicación a porque acudía con asiduidad a a las reuniones del German American Bund no están del todo claras.

      Me gusta

      Publicado por cincodays | mayo 19, 2013, 7:12 am
  3. Hola. esta entrada me recuerda este post de la germanista Rosa Sala Rose según el cual Hitler era un gran admirador de Disney y tenía a Blancanieves como una de las mejores películas.

    http://rosasalarose.blogspot.com.es/2009/10/hitler-y-blancanieves.html

    Me gusta

    Publicado por lilimarleen (@lilimarleenfan) | mayo 24, 2013, 9:11 am

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La Historia Compartida – Walt Disney | Cincodays.com - noviembre 12, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: