//
estás leyendo...
Historia, La Historia Compartida

La Historia Compartida – Julio César

La Historia Compartida…Por César del Campo de Acuña

Supongo que, como a la inmensa mayoría, la historia y sus personajes comenzaron a interesarme en la preadolescencia. Influenciado por mi afición a los “wargames” de corte fantástico comencé a leer sobre las civilizaciones antiguas que inspiraron, en mayor o menor medida, a los creadores de aquellos juegos de miniaturas que ocupaban gran parte de mi tiempo libre. Hasta ese momento todas las referencias históricas que manejaba mi mente eran heredadas de soporíferas clases más inclinadas a completar un temario que en hacer la enseñanza atractiva, a las anécdotas que mi padre me contaba en los largos viajes familiares por carretera y el nombre de un personaje que cambio el mundo, se enfrento en muchas ocasiones a un par de irreductibles galos y con el que, casualidades de la vida, compartía nombre.

Julius_Caesar_Coustou_Louvre¿De quien hablamos?: de Cayo Julio César, líder político y militar que llego a convertirse en dictador de la Republica de Roma, nacido el 12 o 13 de Quintilis del 100 Antes de Cristo.

¿Por qué paso a la historia?: Por ser uno de los genios militares más brillantes de la historia, un excelente orador, un legislador competente y un autor literario que ayudo a preservar su propio legado por medio de la palabra escrita.

¿Sabias que…?:  Se crió en uno de los barrios más humildes de Roma aunque siempre gozo de ciertos favores al ser descendiente directo de la Diosa Venus y ser sobrino de Mario. Su tío y su madre fueron las mayores influencias del joven César.

Fue nombrado flamen dialis o Sacerdote de Júpiter a los 16 años tras casarse con Cornelia, hija de Cinna, en el 84 Antes de Cristo.

Cuando el sanguinario y brutal Lucio Cornelio Sila se hizo con el poder ordeno numerosos divorcios para desarticular vínculos y alianzas entre las familias romanas de más influencia. Uno de los divorcios que mando ejecutar fue el de César con Cornelia. Cuando los emisarios de Sila, se personaron ante el joven Sacerdote con la orden del dictador este respondió: “Dile a tu amo que en César solo manda César”. Esta frase como muchas otras enunciadas por el ilustre Julio César pasó a los anales de la historia.

Por la amenaza que suponía Sila, se vio forzado al exilio. Poco después seria perdonado por el dictador al cual le pidió la gracia de despojarle de su titulo como Sacerdote de Júpiter, lo cual le fue concedido. Este movimiento permitió a César alistarse a las legiones de Minucio Termo donde destaco por su arrojo y valentía. Su heroicidad le valió para ganar la prestigiosa Corona Civica, la más alta distinción Romana al valor y que por derecho le otorgaba de manera automática un puesto como Senador.

A los 25 años, tras pasar un tiempo en la isla de Roda estudiando retórica, en su retorno a Roma fue apresado por piratas Cilicios. El capitán pirata, siguiendo la costumbre de la época, comenzó a pedir rescate por los prisioneros que a su juicio valieran algo. De César dijo que nadie pagaría más de 20 talentos de plata por aquel aristócrata de medio pelo. César, airado, le dijo que no pagarían 20, sino 50. El capitán se rió del senador y dijo que pedirían por el 50 talentos de plata, pero si el rescate no llegaban seria crucificado. Finalmente, su madre Aurelia reunió el dinero y César fue liberado. Cuando se marcho le dijo al capitán pirata: “Ahora deberás temer tu, porque volveré para crucificarte a ti y a los tuyos”. César cumplió su palabra y poco después de hablar con unos armadores se persono en la isla donde estuvo cautivo, derroto a los piratas y los crucifico empezando por su capitán.

A los 37 años, tras una fulgurante carrera política y militar, fue nombrado Pontifex Maximus o Sumo Sacerdote de Roma. Muchos historiadores sostienen que no llego a esta posición con buenas artes.

En el 59 a.C. se unió a Craso y a Pompeyo para formar el primer triunvirato. Justo un año antes comenzó a escribir las páginas de su conquista más gloriosa, La Conquista de las Galias. Durante 8 años y acompañado por 50.000 fieles legionarios Julio César conquisto el amplísimo territorio que eran las Galias y lo narro para todo el pueblo romano en 8 volúmenes (7 de ellos escritos por el mismo) titulados Las Guerras de las Galias.

Tras someter al ejercito del Rey Farnaces en tan solo cinco días, durante la breve contienda de Ponto (Turquia), pronuncio otra de sus frases más famosas: “Veni, vidi, vinci” (llegue, vi, venci).

Murió asesinado a los pies de la estatua de su amigo y rival Pompeyo tras 23 puñaladas el 15 de marzo del 44 a.C. El complot de su asesinato fue urdido principalmente por Bruto (hijo de su amante Servilia), Casio y Casca argumentando, con toda la vileza del mundo, que lo hicieron en nombre de “Las Libertades”.

Pequeña Biografía: Nace con dificultades el 12 o 13 de Quintilis del 100 Antes de Cristo en uno de los barrios más humildes de Roma. Se casa a los 16 años y es nombrado Sacerdote de Júpiter. Se ve forzado a exiliarse de su querida Roma por la amenaza que supone el brutal dictador militar Sila. Vuelve a Roma tras ser perdonado por Sila y deja de ser Sacerdote de Júpiter y senador. Se enrola en la legión al servicio de Minucio Termo y obtiene la Corona Cívica lo que le devuelve de manera inmediata y por derecho propio su lugar en el senado. A los 25 años pasa un tiempo en la Isla de Roda estudiando retorica. A su vuelta a Roma es capturado por piratas griegos. Tras ser liberado César vuelve a la isla donde estuvo cautivo y crucifica a todos los piratas. A los 31 años pasa por Hispania donde ejerció varios cargos. A los 35 años, de vuelta en Roma, es nombrado Pontifex Maximus. En el 58 a.C. inicia la conquista de las galias, campaña militar que le hará pasar a la historia. En el 59 a.C. forma el primer triunvirato junto a Craso y Pompeyo. En el 51 a.C las galias claudican ante César. En el 49 a.C. cruza el Rubicón para reconquistar Roma de su antiguo camarada Pompeyo. Encuentra escasa oposición y prácticamente no necesita hacer uso de la fuerza. Pompeyo escapa de César pero este le persigue allá a donde va. Derrota a Pompeyo en Farsalia (Grecia) y le persigue hasta Egipto. En Egipto Pompeyo es decapitado por Ptolomeo XII pensando que ganaría el favor de César, aunque lo único que consiguió fue su ira. (César quema las naves de Ptolomeo XII y la biblioteca de alejandria). En Egipto conoce a Cleopatra, con la que navegara el Sagrado Nilo y tendrá un hijo. Tras su paso por Egipto vuelve a Hispania donde aniquila a los hijos de Pompeyo en la batalla de Munda. Derrota al Rey Farnaces en 5 días en el 47 a.C. Es asesinado en roma el 15 de marzo del 44 a.C. a los pies de la estatua de Pompeyo por un complot orquestado por Bruto, Casio y Casca.

vercingetorix-jules-cesar

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: