//
estás leyendo...
Cine, Clásicos de Hoy, Uncategorized

Clásicos de Hoy – Camino a la Perdición

Clásicos de Hoypor César del Campo de Acuña

road-to-perdition-posterDirección:. Sam Mendes.
País: Estados Unidos.
Año: 2002.
Duración: 117 minutos.
Género: Drama. Noir.
Interpretes:  Tom Hanks, Paul Newman, Jude Law, Tyler Hoechlin, Daniel Craig, Jennifer Jason Leigh, Stanley Tucci, Dylan Baker, Liam Aiken, Ciarán Hinds, Doug Spinuzza y David Darlow.
Guión: David Self adaptando el comic de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Conrad L. Hall.
Montaje: Jill Bilcock.
Diseño de producción: Dennis Gassner.
Vestuario: Albert Wolsky.
Estreno en Estados Unidos: 12 de julio de 2002.
Estreno en España: 6 de septiembre de 2002.

Trágica historia

En ocasiones, a la hora de abordar una crítica de carácter profundo sobre obras aceptadas, reconocidas y admiradas por el gran público las palabras simplemente parecen no querer fluir. Es relativamente sencillo lanzarse a la insondable profundidad del blanco cuando el objetivo de mis pensamientos es una cinta oscura, de corte menos elevado y de la que solo podemos extraer el aspecto lúdico de su propuesta. Pero cuando he de enfrentarme a films de amplias lecturas e interpretaciones, mis ideas y la escasa habilidad como mecanógrafo que poseo, parecen no querer ponerse de acuerdo. ¿Debería empezar por aquí? ¿Y si hiciera hincapié en este apunte? ¿Dejo algo evidente sin cubrir?… frases que me transportan a la más absoluta nada y a maldecir la profesión que escogí.

Una de esas tantas mañanas, en la que la mejor de mis voluntades se estrella contra la más cruel de mis realidades, se cernió sobre mi la apatía que produce no tener ni una palabra más que aportar al inagotable mar de elogios que Camino a la perdición (Sam Mendes – 2002) ha recibido. Cierro los ojos mientras les doy la vuelta bajo mis parpados pensando en cientos de posibles combinaciones ganadoras para vencer a ese cruel enemigo que es el primer párrafo. Siente artista, abraza reflexiones tópicas y adórnalas con palabras grandilocuentes que oculten tus carencias como narrador de historias y noticias. ¡Bingo!, mi mente corre y las yemas escriben: “A la hora de afrontar la construcción del sueño que es el hombre como especie, que no como genero, la dualidad intrínseca a la imperativa lealtad se transforma en una acalorada lucha entre la razón y el deber travestido en  obligatoriedad…familia y familias” No, desatinado… buen intento pero desatinado – concluye mi subconsciente-. Alaba la majestuosidad de la fotografía de Conrad L. Hall, capaz de crear personajes invisibles y sensaciones tan intensas como las interpretadas por los propios actores –me digo-  y olvídate de la filosofía embauca adolescentes. Demasiado obvio…hasta esa invisible academia de la arbitrariedad que es la encargada de otorgar los dorados premios Oscar, premio el increíble trabajo de Hall en la película de Mendes.

Quizás, quizás, quizás…podría explotar la sobrecogedora labor de unos secundarios titánicos capaces de ensombrecer a un protagonista correcto. Es cierto que Jude Law, Daniel Craig y sobre todo un inolvidable Paul Newman aportan una dimensión y una presencia al conjunto que elevan la propuesta al envidiable palanquín de aquellos que se mecen sobre un rió de mediocridad, pero destacar una vez más algo que ha quedado patente en todas y cada una de las reseñas que revolotean entorno a Camino a la perdición no resulta significativo. La banda sonora, bendita banda sonora…podría ser la solución –pienso para mi mismo-. Que harmoniosa labor la de Thomas Newman, que sutil belleza convertida en catalizador de momentos, en administrador de tiempos, en arquitecta invisible de personajes…que torpe intento de salirme con la mía. Newman añade profundidad a la historia por medido de su composición de un modo magistral pero no dota a mi escrito de la misma magnificencia.

Sam Mendes… destaca su valentía, su arrojo como cineastas…conviértelo en el cuerpo y alma, en el motor del proyecto, en esa figura indispensable capaz de aseverar que sin su presencia nada de lo visto seria posible. No, una vez más me estrello contra un muro infinito construido a base de agasajos. En mi derrota se encuentra la solución, mientras una maliciosa sonrisa recorre la punta de mis dedos. Ataca la producción; afirma, sin haber leído el comic en el que esta historia se basa, que una vez más el material literario aplasta al visual y luego destroza de manera inmisericorde a la obra de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner sacando a relucir que su originalidad es tan solo una reubicación de El Lobo solitario y su cachorro, el inolvidable Manga de Kazuo Koike y el artista Goseki Kojima, pero… ¿Qué ganaría atacando a la película de Mendes? ¿La desagradable publicidad que otorga la polémica? ¿Qué autoridad o criterio cree tener un simple aficionado como para poder hacer daño sin más a una obra bien valorada de impecable factura técnica y sensible historia moral?

Nada…una gran laguna repleta de nada. Simplemente, de cuando en cuando, y más veces de las que me gusta admitir, ni la inspiración, ni el trabajo sacan nada positivo más allá de la evidencia burlona de los tópicos. Gran película, estupendo director, notables interpretes, sobresaliente puesta en escena, inolvidable banda sonora, correcto guión…una plétora de obvias afirmaciones entorno a una de esas películas contemporáneas que se han ganado con la fuerza de su propuesta ser consideras clásicos de hoy.

road-to-perdition-tom-hanks-cincodays

contacto@cincodays.com

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: