//
estás leyendo...
Conociendo la Historia, Historia

Conociendo la Historia – Mathew B. Brady: fotógrafo de guerra

Conociendo la Historia…por César del Campo de Acuña

En Conociendo la Historia hemos repasado los Orígenes de la Guerra de Secesión, conocido a algunos de sus personajes más importantes e incluso nos hemos paseado por los campos de batalla de mayor relevancia durante el conflicto. Pero nunca hemos reparado en aquellos que legaron constancia gráfica de aquellos momentos y es por eso que hoy le dedicaremos esta nueva entrada a uno de los hombres entregados a conservar para la historia en forma de fotografía los horrores de la guerra.

Mathew B. Brady: fotógrafo de guerra

Mathew-Brady-1875-cincodaysSi se tuviera que destacar la figura de alguno de los fotógrafos que retrataron los horrores de esta primera guerra contemporánea, el nombre a tener en cuenta sería el de Mathew B. Brady, considerado por muchos como el padre del periodismo gráfico o foto periodismo.  Brady nació en el Condado de Warren, en el estado de Nueva York en 1822.

Hijo de inmigrantes de origen irlandés, Brady no tuvo una niñez excesivamente complicada. En 1839, a la edad de 17 años se mudo a la ciudad de Nueva York. Poco a poco fue ganando el suficiente dinero en varios trabajos vinculado con los diferentes estudios de daguerrotipos diseminados por la ciudad de Nueva York, para abrir el suyo propio en 1844. Poco a poco se convirtió en un fotógrafo de éxito. En 1845 comenzó a hacer exhibiciones de retratos tomado a los americanos más notables de su tiempo. Su fortuna y la demanda de su trabajo llegaron tan lejos que en 1856 abalado por su calidad y premios recibidos abrió un segundo estudio en la ciudad de Washington D.C.

A pesar de su éxito retratando a la clase alta de la sociedad americana y a los dignatarios extranjeros que eran recibidos en su país (echo que le llevo a ser considerado el primer cronista gráfico de la sociedad de los Estados Unidos), comenzó a sentirse fuertemente atraído por la guerra civil norteamericana, que recientemente se había desatado. Brady, decidió por aquel entonces que el conflicto bélico, debía cubrirse a gran escala.

Su plan era crear diferentes cuerpos de fotógrafos que acompañaran a las unidades a la batalla para retratar aquello. Sus más directas amistades le trataron de disuadir de tal empresa debido al riesgo que suponía estar en los campos de batalla y el riesgo económico que supondría para él, pero Brady siempre dijo, que simplemente tenía que ir: “Mis pies me dijeron ve…y simplemente fui” Dijo Brady años más tarde tras la guerra.

El primer conflicto que retrato este pionero de los reporteros gráficos fue la Batalla de Bull Run, en la cual estuvo tan cerca de la acción, que a duras penas evito ser capturado.

Curiosamente y a pesar de ser el propio Brady el que decidió marchar a la batalla para retratarla, la mayor parte de las fotografías no eran suyas. Brady, como hemos dicho con anterioridad, formo un conjunto de grupos de fotógrafos que eran enviados a los diferentes frentes.

Entre los hombres que empleo Brady en aquellos grupos destacaron Alexander Gardner, James Gardner, Timothy H. O’Sullivan, William Pywell, George N. Barnard, Thomas C. Roche entre otros. Brady, básicamente se quedo en su estudio de Wasington D.C. comprobando el trabajo de sus hombres y comprando fotografías de algunos fotógrafos independientes. Estas acciones de compra y preservación de negativos la realizo para hacer que su colección de imágenes fuera realmente fastuosa y extensa. Cuando su colección fue poco a poco siendo impresa, ya fuera por Brady o convertida en grabados para los periódicos y revistas, en todas las imágenes siempre se le daba crédito a el de las mismas a pesar de que en muchas ocasiones no eran suyas.

brady-antietam-cincodays

Existe el rumor de que Brady, a partir de 1850 comenzó a perder gradualmente la vista, por eso en pocas ocasiones acompaño a sus cuadrillas al campo de batalla a retratar la guerra tal y como era. Pero a pesar de ello, la aportación histórica que Brady hizo a su país y al periodismo es innegable. Las notas de sus viajes acompañando a los soldados al frente y su estancia en diferentes campamentos en los momentos previos a una batalla han servido a los historiadores americanos para comprender un poco mejor la guerra civil. Muchas batallas se habrían perdido en la memoria si no fuera por él, y no solo gracias a su trabajo grafico, sino a sus notas escritas sobre el conflicto.

Cuando la guerra aun llevaba poco tiempo, Brady inauguro en 1862 una exposición en Nueva York, que trajo el horror de la guerra a aquellos que solo tenían noticias de la misma por medio de la prensa. La exposición, llamada “Los Muertos de Antietam” inaugurada en su galería de Nueva York, en la cual se mostraron los restos del combate de la batalla que bautizaba a la exposición. Cadáveres, caras aterrorizadas ante la amputación de un miembro por culpa de los estragos del combate o por la mano de un cirujano de campaña y pillaje fueron reflejados en blanco y negro por primera vez. Estas fotografías conmocionaron a aquella América, que vio por primera vez que la sangre de la guerra puede salpicar aunque se estuviera a una distancia prudencial de la batalla. Uno de los diarios más destacados de la época, el New York Times señalo sobre la exposición: “Brady ha traído a casa, para nosotros la terrible realidad y seriedad de la guerra.”

El ciudadano medio, gracias a la fotografía de Brady, abandono el subjetivismo y la heroicidad de los grabados y cuadros de la época. El horror de la guerra había llegado para quedarse, de la mano del padre de los fotógrafos de guerra o periodistas gráficos Mathew B. Brady.

El fin de Brady, lamentablemente vino acompañado de la miseria que sacudió en parte a la nación tras la guerra. El fotógrafo gasto una autentica fortuna de la época, durante la guerra en materiales para la realización de los retratos y cuando esta acabo, pensó que el gobierno federal le compraría todo su trabajo, pero no fue así. Sumido en un mar de deudas, Brady vendió su estudio de Nueva York, para recibir poco más tarde dinero del gobierno en compensación a su labor durante la guerra. Pero ya era tarde, deprimido por la muerte de su esposa, prácticamente ciego y endeudado, Mathew B. Brady murió el 15 de enero de 1896 en el pabellón de caridad del hospital Presbiteriano de la ciudad de Nueva York. Su funeral fue pagado por los veteranos del 7º regimiento de infantería de la ciudad que le vio dar sus primeros pasos como fotógrafo.

Para el recuerdo quedan sus retratos a las personas más celebres de su tiempo como el Presidente Abraham Lincoln (retrato que sirvió para grabar las monedas de 5 centavos), el General Ulysses S.Grant, Stonewall Jackson o el General Lee así como su maestría para captar la esencia de la guerra en sus trabajos propios versados en la misma.

civil-war-antietam-cincodays

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Conociendo la Historia – Fotógrafos ilustres de la Guerra de Secesión | Cincodays.com - julio 9, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: