//
estás leyendo...
Comic, Especiales, La Yuxtaposición del Bocadillo, Literatura, Verano, Verano 2014

Especial Verano 2014: La Yuxtaposición del Bocadillo – Las colinas tienen ojos: El comienzo

La Yuxtaposición del Bocadillo…por César del Campo de Acuña

las-colinas-tienen-ojos-portada-cincodays

Las colinas tienen ojos: El comienzo  de Jimmy Palmiotti, Justin Gray y John Higgins

Las colinas tienen ojos (Wes Craven – 1977) es una de mis películas de terror preferidas desde el día que tuve la oportunidad de visionarla por primera vez. Los niveles de brutalidad, sadismo y barbarie exhibidos por la cinta de Craven dejaban en cueros a otras producciones similares, lo que la convirtió en muy poco tiempo en una obra de culto. Aun con un presupuesto ridículo (230.000$ aproximadamente), el film fue un éxito de taquilla a nivel mundial y a pesar de ello, no contó con una secuela hasta 1984. La segunda parte no fue igual de exitosa que la primera y no es hasta 1995 que aparece otra nueva entrada en la serie de slashers protagonizados por los caníbales de las colinas. Lo cierto es que The Hills Have Eyes III, The Hills Still Have Eyes, The Outpost o Mind Ripper (los diferentes nombres con los que se conoce a este largometraje), poco o nada tiene que ver con las que la precedieron salvo que Wes Craven ejerció de productor y su hijo, Jonathan Craven, de guionista. La franquicia, la cual nunca llego a los niveles de popularidad de Viernes 13, La Matanza de Texas o Pesadilla en Elm Street, parecía destinada  a el olvido. Pero llego el nuevo milenio y las productoras, al parecer, se quedaron sin ideas o sin capacidad económica como para asumir riesgos, lo que las llevo a resucitar todo lo resucitable en pos de asegurarse un cierto nivel de ingresos en taquilla.

Gracias a la buena acogida de La Matanza de Texas de Marcus Nispel en 2003, no se tardo en realizar remakes de otros clásicos del slasher y uno de los primeros en seguir la notable estela dejada por la familia Hewitt, fue Las Colinas tienen Ojos. En 2006 Alexandre Aja facturo una sorprendente actualización de la película original en la que se expandía los orígenes de los caníbales a la par que se devolvía a ese cine incomodo y brutal (aunque algo atenuado en comparación con lo visto en los años 70) a la gran pantalla. El film fue un exitazo, lo que llevo a pensar a los estudios y a los productores que habían encontrado una mina de oro. Desafortunadamente, su inmediata secuela de 2007, no fue igual de bien acogida y todos los planes que se tenían para los mutantes de las colinas fueron desechados. El único que vio la luz, fue el aceptable comic Las colinas tienen ojos: el comienzo de  Fox Atomic Comics, publicado algunos meses después del estreno de El retorno de los malditos.

hills-have-eyes-the-beginning-cincodays

La historia de Jimmy Palmiotti y Justin Gray nos lleva aun más lejosen los orígenes del clan Bean de lo que pudimos ver en la película de 2006. Es curioso como el comic se convierte en precuela del remake y en precuela de la secuela del remake. El caso es que argumentalmente, la trama esta muy bien hilvanada por los autores y da sentido y formar de manera fantástica a el universo filmado por Aja. La trama nos lleva a conocer como los habitantes, dedicados a la minería, de esa zona del desierto de Nuevo México fueron expulsados de manera violenta por los militares en los años 50 con el fin de realizar pruebas nucleares. Los supervivientes de la matanza se refugiaron bajo tierra, en los viejos túneles mineros, y una vez las detonaciones nucleares cesaron, emergieron del suelo para reclamar su territorio. Lo que no sabían es que la radiación los había cambiado por dentro y poco a poco fueron naciendo niños con malformaciones. Las familias que trajeron al mundo a una de estas criaturas fueron expulsadas del pueblo por parte de los que no sufrieron las devastadoras repercusiones de la radiación. Criados bajo tierra, el grupo de mutantes fue creciendo y cuando la madre del más grande de todos ellos, y líder matriarcal del clan Bean, falleció salieron a la superficie para vengarse de todos aquellos que les habían empujado a vivir en los túneles como alimañas.

A partir de ahí, los autores explican como los mutantes se hicieron con el control del pueblo que pudimos ver en la película de 2006, como idearon la trampa para turistas que sufrieron muchas familias antes que los Carter. Palmiotti y Gray añaden datos escabrosos de la suerte que corrieron los supervivientes de los Carter y nos permiten conocer los motivos que llevaron una vez más a los mutantes a abandonar las casas que habían ocupado y volver a los túneles. La narración que ofrece el comic, conecta de manera tan consistente las dos películas, que llega a mostrar, en un pequeño detalle en una viñeta, de donde sale la desafortunada protagonista de las primeras escenas de la cinta de 2007. Desde el punto de vista artístico, la labor realizada por John Higgins resulta más que aceptable. La saturación que ofrece en el color da continuidad para con las películas, ayudando a mantener un tono unitario en la peculiar trilogía. Lo único que no me gusta son los diseños de algunos de los mutantes del clan Bean, los cuales me parecen totalmente fuera de lugar y más similares a algo escapado del universo del Vengador Toxico.

hills-have-eyes-the-beginning-2-cincodays

Para finalizar, solo me queda decir que la edición lanzada por Panini Comics es espectacular. Sus tapas duras contienen bocetos, portadas alternativas realizadas por artistas invitados, pequeñas biografías de Palmiotti, Gray y Higgins y una interesante introducción por parte de John Tones. En general, Las colinas tienen ojos: el comienzo, es un comic muy recomendable para cualquier aficionado al genero de terror y a las películas en las que se basa gracias a su estilo narrativo pausado pero cargado de acción y violencia y a su sorprendentemente bien hilvanado continuismo con las cintas de 2006 y 2007.

P.D. es probable que ahora mismo se estén preguntando que tiene que ver este comic con el verano y no les faltan motivos. Para mi este comic equivale a verano por el tono saturado y degradado que Higgins otorga a la obra por medio del color, acercando al lector a esas tonalidades solo perceptibles en los días de intenso calor veraniego. Por otro lado, el comic vio la luz en el verano de 2007 y añado que la sobresaliente canción escogida para el trailer de la película de 2006, California Dreaming de The Mammas and The Papas, para mi siempre ha sido, es y será una canción evocadora del verano.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: