//
estás leyendo...
Comic, La Yuxtaposición del Bocadillo, Literatura

La Yuxtaposición del Bocadillo – Body Bags: teorías de la violencia de Jason Pearson

La Yuxtaposición del Bocadillo…por César del Campo de Acuña

 

body-bags-portada-cincodays-com

Bodybags: teorías de la violencia de Jason Pearson

Si recordamos a la industria del cómic de los años 90 es sobre todo por ser la época de los dientes apretados, los antihéroes, el humor negro, la violencia pegajosa, la acción a raudales, vocabulario mal sonante e ingenioso y el absoluto abandono, por parte de los editores, de los mas pequeños a favor de un publico adolescente deseoso de tramas más oscuras y/o truculentas. Sabedores de que los niños en esto del cómic ya no pintaban nada, editoriales como Dark Horse, Valiant Comics e Image se hicieron con el mercado a base de meter en las paginas de sus tebeos todos los elementos anteriormente mencionados (por ejemplo Valiant Comics vendió un millón de copias del nº1 de Bloodshot…y creo que con eso queda dicho todo). Como lector puntual de cómics en aquella turbulenta década, (sobre la que empieza a pronunciarse un movimiento de nostalgia 90’s) no permanecí ajeno al auge de héroes como por ejemplo Spawn, que gracias a la insistencia de un compañero de colegio, fue al que más tiempo dedique aunque debo decir que no fue mucho ya que en aquel momento mi único objetivo en la vida era molar más que nadie, jugar al baloncesto (esos tres últimos anillos de los Bulls…que tiempos) y ver todo lo que pudiera de la Attitude era de la WWF.

El caso es que, pasados los años, mi disposición por ser popular y el tipo enrollado y macarra de la pandilla decayó y volví a los comics con renovado interés y con ganas de leer mucho de aquel material de los 90 en el que jamás invertí mi tiempo y mis escaso ahorros. Hellblazer, Predicador y tantas otras obras me esperaban y una de ellas era Body Bags de Jason Pearson, un tebeo que descubrí no gracias a una recomendación o reseña sino a una casualidad. En cierta ocasión, rebuscando en una estantería de una juguetería de dimensiones titánicas de Santa Cruz de Tenerife, me tope en la zona de saldos con un pack de dos figuras de la línea Legendary Heroes. Yo, que estaba buscando como un loco (cosa que sigo haciendo) a Donatello de la edición 25 aniversario de las Tortugas Ninja, tampoco le dí mucha importancia debido a que no colecciono figuras de acción (como empiece a hacerlo veo un futuro brillante en el mundo de la mendicidad) pero en casa me dio por bichear en Internet que era aquello de la línea Legendary Heroes y quien porras eran aquellos dos personajes. En pocos minutos averigüe que la colección de Legendary Heroes esta compuesta por personajes de comic como Juez Dredd, Marv, Savage Dragon, Witchblade, Superpatriot y otros tantos de los que no había oído hablar en mi vida (como Madman, Rip Claw o Ann O´Brien). Las dos figuras que encontré en el cajón de saldos eran de estas ultimas ¿Quién porras era ese fornido héroe armado con dos cuchillos que cubría su rostro con una mascara de payaso?, ¿y la animadora con pistola que le acompañaba? Nada, que ni idean oigan.

body-bags-jason-pearson-cincodays-com

Bien, tras una pequeña búsqueda de información útil (que para eso sirve la red y no para ver videos de gatitos y porno) me entere que se trataban de Clownface y Panda, protagonistas de Body Bags, comic creado por Jason Pearson y editado por Dark Horse desde 1996. A pesar del notable éxito del que gozo en su momento nunca había oído hablar del proyecto del colectivo de artistas freelance Gaijin Studios, hasta que un día, repasando las novedades del mes, me di cuenta de que Aleta Ediciones se disponía a reeditar la obra completa en un único tomo a 24,95€ y como tenia a los dos personajes en la cabeza desde que me tope con ellos por pura casualidad en una juguetería me dije a mi mismo: se cierra el circulo y entonces fue cuando decidí hacerme con un ejemplar de Body Bags: Teorías de la violencia. El primer encuentro con el tebeo no fue del todo favorable debido a su lomo en rustica (como ya me paso con RoboCop). Este volumen pide a gritos otro tipo de encuadernación ya que a poco que trastes regular el comic, sabes que va a terminar desprendiéndose de sus solapas por el propio peso de las paginas. Bueno, obviando este contratiempo de formato, la obra en si esta muy bien; Como decía antes el volumen recoge todas las aventuras editadas hasta la fecha de los body baggers (cazarrecompesas/asesinos) Carapayaso (Clownface) y Panda o lo que es lo mismo, el tomo contiene: El día del padre, Destructor de mundos, Una bala, Dale a la palanca y ¡Bueno, ya era hora!, una historia larga (El día del padre), cuatro cortas y unas paginas extras con portadas, portadas alternativas y bocetos (extras que siempre son de agradecer).

¿Y después de tanta historia personal valió la pena desembolsar casi 25€ por el cómic? Si y no. Por un lado las historias son entretenidas, ágiles, agradecidas de leer, divertidas (especialmente por la actitud de pirada psicópata a lo Harley Quinn de Panda), con un nivel visual notable (espectacular en algunas splash pages) y todas esas cualidades de los tebeos de finales de los 90 que hemos nos encantaban, llegamos a odiar con el tiempo y que hoy, gracias a la nostalgia, volvemos a abrazar con alegría. Las tramas son tacos, peleas, dientes apretados, humor que se pasa la corrección política por donde no le pega el sol, violencia brutal (hablo de embarazada adictas al crack atravesadas de un machetazo), sexualidad gratuita (pero vamos…de eso son culpables hasta los cómics de la edad dorada) y todas esas cosas que hacen disfrutar al ultimo czarciano como a un tonto en una feria. Pero en su mayor virtud se encuentra su peor defecto; su simplicidad puede aburrir a todos estos que buscan en el cómic algo más que entretenerse y si encima no tienen ningún tipo de conexión con los años 90 aun menos.

Body Bags: Teorías de la violencia es un tebeo para nostálgicos, para los amantes de las cafradas, de la acción, de los antihéroes y de los 90. Personalmente me he divertido mucho leyendo las aventuras de Carapayaso y Panda pero reconozco que la obra de Jason Pearson no es para todo el mundo. Si sienten interés y son del tipo de persona que describo en el principio del presente párrafo no duden en hacerse con la edición de Aleta (a pesar de sus cubiertas y precio), seguro que se lo van a pasar a lo grande (y si se ponen un disco de Delinquent Habits de fondo para intensificar la experiencia ya ni les cuento).

body-bags-jason-pearson-cincodays

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Bitacoras.com - enero 15, 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: