//
estás leyendo...
Cajón Deportivo, Deporte

Cajón Deportivo – Primo Carnera

Cajón Deportivo…por César del Campo de Acuña

Aficionados al deporte, sean bienvenidos una vez más a Cajón Deportivo, la sección dedicada a recordar a todos aquellos ídolos del deporte que han caído, más o menos, en el olvido. Hoy les voy a hablar de un auténtico gigante del mundo del boxeo.
primo-carnera-box-cincodays-com¿De quién hablamos?:
de Primo Carnera un boxeador italiano nacido el 26 de octubre de 1906 en Sequals, Italia y fallecido el 29 de junio de 1967 a los 60 años de edad en el mismo lugar.

¿Por qué la recordamos?: Los aficionados al deporte en general y al boxeo en particular le recordamos por su descomunal talla (media 1,97 cm y pesaba 125 kilogramos), por su victoria sobre Jack Sharkie en 1933 la cual le sirvió para convertirse en Campeón Mundial de los Pesos Pesados, por su combate contra Paulino Uzcudun en el Estadio Montjuïc en 1930 y por medirse a boxeadores tan importantes como Max Baer, Joe Louis, Larry Gains y Tommy Loughran.

¿Qué fue de él?: Se retiró del mundo del boxeo en 1938 debido a la diabetes (y a que llevaba 97 combates a sus espaldas). Tuvo que volver al ring en 1945 debido a que su manager Lou Soresi lo había esquilmado. En 1946 se pasa al wrestling y se convirtió en una de las grandes atracciones de la época. Lucho hasta 1962. Por aquel entonces tenía una tienda de licores en Los Angeles y solía participar en películas de Serie B como Hércules y la reina de Lidia (1959). Como comente con anterioridad fallece en su pueblo natal en 1967 debido a una cirrosis hepática.

¿Sabías Que…?: A lo largo de los años se dijo de él que medía 2 metros y 6 centímetros, 2, 01 y 2 metros pero lo cierto es que Primo Carnera media 1,97, una altura que le convertía en un autentico gigante en una época en la que la estatura media de los italianos era de 1,65 cm y de los norteamericanos 1,70 cm. Eso sí, Carnera en su mejor momento pesaba 125 kilogramos de peso y es muy probable que calzara un 50. Hay que decir que ha sido uno de los Campeones Mundiales de los Pesos Pesados más altos de la historia (junto a Nikolay Valuev y Jess Willard). Curiosamente Carnera se enfrentó en una ocasión a un boxeador más alto que el, el portugués José Santa, el cual media 2,06 y pesaba 120 kilogramos (Carnera derroto a Santa en el sexto asalto por TKO el 18 de diciembre de 1932 en el Madison Square Garden).

Su infancia no fue nada sencilla. Nació en el seno de una familia muy pobre. Su padre tuvo que emigrar a Alemania para poder sustentar a su familia. Cuando el cabeza de familia fue llamado a filas en 1915 por motivo de la I Guerra Mundial, la madre de Carnera se tuvo que poner a trabajar y él y sus hermanos comenzaron a mendigar. Empujados por la necesidad emigran a Francia a casa de unos familiares donde el chico sigue creciendo. Para los 12 años ya había superado la talla de un adulto de la época causándole no pocos quebraderos de cabeza a su madre a la que le costaba encontrar ropa y calzado para su descomunal hijo. Por aquel entonces paso un circo por la ciudad y los dueños quedaron tan sorprendidos con el aspecto del chico que le contrataron enseguida para hacer de forzudo trabajo que desempeño durante tres años.

Fue conocido con todo tipo de motes. El más famoso fue The Ambling Alp (Los Alpes Ambulantes) por su estatura pero era habitual leer en la prensa apodos como: «Mamut», «la montaña errante», «el monstruo feroz de Italia», «hombre-pavor» o «el gigante asesino». Ese último probablemente se lo adjudicaran cuando se supo que Ernie Schaaf, Campeón de los Pesos Pesados de la armada estadounidense, falleció a los pocos días de cruzar guantes con el colosal Carnera. Hay que decir que aquel suceso le dejo profundamente marcado ya que a pesar de su aspecto el de Sequals era un buen tipo al que se le termino conociendo como «el gigante amable».

Hay que señalar que llego al mundo del pugilismo por casualidad. En uno de sus espectáculos circenses fue descubierto por el ex boxeador francés Paul Journée. A Journée le costó convencer al gigantón de que su futuro estaba en el boxeo. Cuando Carnera se decidió se puso en manos del preparador Léon Seen. El de Sequals debuto a los 22 años de edad un 12 de septiembre de 1928 frente al francés Leon Sebilo. Le derroto por KO en el segundo asalto y de ahí se embarcó en una racha de seis victorias consecutivas hasta que perdió por descalificación frente al alemán Franz Diener. Tras aquella primera derrota se embarcó en una gira por Europa cargada de éxitos en las que gano 10 combates (incluido uno frente a Diener) por solo una derrota (otra descalificación contra el estadounidense Young Stribling). Para 1930, y con un bagaje de 16 victorias y 2 derrotas, el viejo continente se le había quedado pequeño al gigante y decidió cruzar el Océano Atlántico para enfrentarse a los mejores en Estados Unidos.

Anteriormente mencione el combate entre Carnera y Uzcudun, pero aquella no fue la única vez que el italiano cruzo guantes con un español. El primero fue José Leté (14 de agosto de 1929 en San Sebastián) al que derroto por decisión unánime tras 10 asaltos. Luego se enfrentó a Uzcudun en dos ocasiones (una en 1930 y otra en 1933). En el primer combate entre ambos Carnera gano por decisión dividida tras 10 asaltos y en el segundo por decisión unánime tras 15. El último español al que se enfrento fue Isidoro Gastanaga en 1936, al que derroto por TKO en el quinto asalto. Merece la pena destacar que el primer combate entre Uzcudun y Carnera congrego entre 75.000 y 90.000 personas en el Estadio Montjuïc según recoge la biografía de Primo Carnera: Primo Carnera: The Life and Career of the Heavyweight Boxing Champion.

Una vez llego a Estados Unidos, Carnera se convirtió en un juguete para sus compatriotas de la Mafia. Combates amañados, rivales fáciles y una dolorosa derrota frente a Jim Maloney le hicieron volver a Europa. Curiosamente, en 1934 su antiguo preparador Léon Seen contaba en la autobiografía del púgil italiano que todos sus combates hasta el del Campeonato del Mundo fueron amañados (y con estos se refiere a sus primeros 18 en Europa, a todos los de su primera etapa americana, a su vuelta Europa y a los que le siguieron en EEUU, es decir 75 combates amañados). Personalmente creo que es probable que muchos de sus combates en su primera etapa norteamericana estuvieran amañados, pero no creo que muchos de ellos en su vuelta a Europa y en su camino hacia el Campeonato del Mundo de Sharkie lo estuvieran. Sea como fuere, como le ocurriría a Urtain años más tarde, el fantasma de los amaños, arreglos o tongos siempre le perseguiría.

En 1957 revelo en una entrevista al diario ABC que lo único que le quedaba de sus años en el boxeo era su amistad con su gran rival Paulino Uzcudun. Como ya mencione con anterioridad Carnera fue esquilmado por su representante Lou Soresi, el cual no contento con estafarle le dejo endeudado hasta las cejas. Afortunadamente nadie más se volvió a aprovechar de él una vez se casó con Giuseppina Kovacic (en 1939) la cual veló por los intereses de su marido cuando volvió al boxeo en 1945 y cuando se dedicó al wrestling desde 1946 a 1962.

Cuando se convirtió en Campeón Mundial de los Pesos Pesados realizo una gira por Europa y cuando visito su país natal fue utilizado por Benito Mussolini como ejemplo, una vez más, de la incipiente fuerza de la nación fascista. Es decir, que del mismo modo que le ocurrió a Max Schmeling, fue utilizado por la maquinaria propagandística de su país. Carnera defendió en dos ocasiones el Campeonato Mundial de los Pesos Pesados (contra Uzcudun y contra Tommy Loughran) pero lo perdió frente a Max Baer el 14 de junio de 1934.

Su carrera en el wrestling o lucha libre fue mucho más productiva, especialmente en términos económicos. Como dije antes Carnera, gracias a su fama en el boxeo, se convirtió en una de las grandes atracciones del wrestling de aquellos años y consiguió 119 victorias consecutivas hasta que llego su primera derrota a manos de Yvon Robert el 20 de agosto de 1947 en Montreal, Canada. Ese mismo año, en diciembre, derroto al ex campeón del mundo Ed “Strangler” Lewis. Pero no crean que no gano ningún título; Carnera en sus 16 años en el wrestling se hizo con los NWA International Television Tag Team Championship (junto al legendario Bobo Brazil para NWA Hollywood) y con los NWA World Tag Team Championship (versión San Francisco) de la NWA San Francisco junto a Sandor Szabo. Max Baer fue unas cuantas veces a verle luchar.

Carnera consiguió convertirse en una suerte de icono de la cultura popular; Inspiro al personaje de comic Dick Fulmine. Fue portada de todo tipo de revistas como la prestigiosa Time. Se codeo (al menos para una sesión de fotos) con famosos de la talla de Charles Chaplin. Se han escrito numerosas biografías sobre él. Se han escrito relatos inspirados en su figura. Se han producido películas sobre su vida. Se han bautizado motocicletas en su honor e incluso su apodo más famoso (The Ambling Alp) fue el título de una canción del grupo The Yeasayer. Sea como fuere, Carnera paso a la historia y falleció relativamente joven, desahuciado por su enfermedad en su pueblo natal donde era, es y será un héroe.

primo-carnera-fidel-labarbara-cincodays-com

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La historia de Primo Carnera, el boxeador gigante - septiembre 12, 2015

  2. Pingback: Cajón Deportivo – Max Baer | Cincodays.com - junio 21, 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: