//
estás leyendo...
Historia, La Historia Compartida, Literatura

La Historia Compartida – José de Espronceda

La Historia Compartida…Por César del Campo de Acuña

Sean bienvenidos una vez más a La Historia Compartida, la sección de www.cincodays.com dedicada a las breves biografías de las más variopintas personalidades de la historia. En esta nueva, y literaria entrega, les presento a otro de mis autores preferidos.

espronceda-cincodays-com¿De quién hablamos?: José Ignacio Javier Oriol Encarnación de Espronceda Delgado, José de Espronceda, escritor y poeta español adscrito a la corriente del Romanticismo nacido en Almendralejo, Extremadura, el 25 de marzo de 1808 y fallecido en Madrid el 25 de mayo de 1842.

¿Por qué ha pasado a la historia de la literatura?: José de Espronceda pasa a la historia de la literatura española por ser el más representativo poeta/escritor Romántico español, por su eterno poema La Canción del Pirata y por obras tan importantes como El estudiante de Salamanca y el incompleto El Diablo Mundo, las cuales recuerdan a la obra de Lord Byron.

¿Sabías que…?: A los 15 años de edad, junto a sus amigos Ventura de la Vega, y Patricio de la Escosura, funda una sociedad secreta llamada Los Numantinos. El objetivo de esta sociedad no era otro que el de vengar la muerte del General Rafael del Riego, ejecutado el 7 de noviembre de 1823 por alta traición. Las autoridades descubrieron la sociedad y Espronceda fue condenado a 5 años de encarcelamiento en un convento-prisión de Guadalajara, pero gracias a la influencia de su padre tan solo pasó allí unas semanas. Fue allí donde comenzó a escribir el poema inconcluso Don Pelayo.

Tras ser puesto en libertad, los acontecimientos políticos en España le obligan a abandonar la madre patria poniendo rumbo hacia Gibraltar para terminar en Lisboa, donde conoce a Teresa Mancha, joven de 16 años hija de un General Liberal exiliado con la que mantendría un romance.

Tras pasar por Portugal, termina en Inglaterra, concretamente en Londres (lugar donde la familia Mancha viajo igualmente). Estamos en el año 1827 y en la ciudad inglesa es común ver a Espronceda en las tertulias y reuniones de españoles liberales allí exiliados. Tras su paso por Inglaterra parte hacia Holanda, país en el que no paso demasiado tiempo y de allí a Francia, donde supuestamente combatió en las barricadas de 1830 (durante la revolución que depuso a los Borbones).

De Francia trata de volver  España apoyando la causa liberal del guerrillero Joaquín de Pablo y Antón, “Chapalangarra”, pero fracasan estrepitosamente en sus intenciones. Vuelve a huir a Paris. A finales de 1831 vuelve a Londres donde su querida Teresa, debido a las privaciones económicas se ha casado con Gregorio del Bayo comerciante español de origen vizcaíno asentado en Londres. Finalmente, al reencontrarse con Espronceda decide abandonar a su marido y fugarse con el poeta, lo que ocurrió el 15 de octubre de 1831.

Vuelve a España en 1833 junto a Teresa acogiéndose a la amnistía concedida a todos los liberales exiliados. Allí comienza a frecuentar malas compañías (especialmente femeninas) lo que empuja a Teresa a abandonarlo (realmente abandonarlos, ya que abandono a Espronceda y a la hija de ambos, Blanca). Más tarde se reconciliarían, pero volvieron a tener problemas (especialmente Espronceda con la llegada al poder de Toreno). Teresa finalmente fallece de tuberculosis en 1839.

En 1833 ingreso en El Cuerpo de Guardia de Corps, pero su pensamiento político y una poesía liberal-patriótica  le hizo tener que volver a exiliarse fuera de Madrid (concretamente a Cuellar) y abandonar el cuerpo. Estando en Cuellar escribe su única novela: Sancho Saldaña o el castellano de Cuéllar.

Cuando volvió a Madrid llego a ser diputado y a fundar varios periódicos de tendencia liberal. Su gran éxito como vate le llega con la publicación de su famoso poema El estudiante de Salamanca en las páginas del periódico El Español en 1836.

En el momento de su muerte era, sin lugar a dudas, el mejor poeta español de su tiempo y un prometedor y joven político. El día de su entierro se convirtió en uno de los eventos más multitudinarios de su época.

La canción del pirata, su poema más famoso, fue publicado en 1835 en la revista El Artista. Vuelve a ser publicado en 1840 en Poesías.

Algunas frases de José de Espronceda (extraídas de su obra):

  • “Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria, la mar”. (La Canción del Pirata).
  • “Deja que inquieten al hombre que loco al mundo se lanza; mentiras de la esperanza, recuerdos del bien que huyó; mentiras son sus amores, mentiras son sus victorias, y son mentiras sus glorias, y mentira su ilusión”. (Canción de la muerte).
  • “Yo soy pobre y se lastiman todos al verme plañir, sin ver son mías sus riquezas todas, que mina inagotable es el pedir”. (El mendigo).
  • “A mí tan sólo penas y amargura, me quedan en el valle de la vida; como un sueño pasó mi infancia pura, se agosta ya mi juventud florida.” (A una estrella).
  • “En las presas yo divido lo cogido por igual; sólo quiero por riqueza la belleza sin rival”.
  • (La Canción del Pirata).

jose-de-espronceda-retrato-cincodays-com

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: