//
estás leyendo...
Historia, La Historia Compartida

La Historia Compartida – El Marques de Sade

La Historia Compartida…Por César del Campo de Acuña

Sean bienvenidos una vez más a La Historia Compartida, la sección de www.cincodays.com dedicada a las breves biografías de las más variopintas personalidades de la historia. Hoy les voy a hablar de una de las figuras históricas más controvertidas de los últimos doscientos años.

marquis-de-sade-cincodays¿De quién hablamos?: De Donatien Alphonse François de Sade, filósofo y escritor francés conocido mundialmente como Marques de Sade, nacido el 2 de junio de 1740 en París, Francia y fallecido el 2 de diciembre de 1814 en Charenton-Saint-Maurice.

¿Por qué paso a la historia?: Aparte de por sus escándalos y obras en las que el vicio suele triunfar sobre la virtud el Marques de Sade pasa a la historia al convertir el nombre de su título nobiliario en el sustantivo Sadismo, que los diccionarios definen desde 1834 como la perversión sexual de quien provoca su propia excitación cometiendo actos de crueldad en otra persona.

¿Sabías que…?: Antes de su escandalosa obra fue un alumno brillante y viajo por varios países europeos. Así fue, el único hijo de Jean-Bastiste François Joseph (diplomático y militar) y Marie Eleonore de Maille de Carman (de sangre Borbonica) fue un alumno aventajado en el prestigioso colegio jesuita Louis-le-Grand. Se dijo de aquel niño (que previo a su etapa escolar en el citado colegio paso 10 años viajando por Europa junto a sus padres por causas diplomáticas) que tenía una mente brillante la cual alimentaba, como lector incansable, con todo tipo de libros (sintiendo especial predilección por aquellos que narraban las aventuras de viajeros en países exóticos y desconocidos).

Fue un destacado militar. A los 16 años de edad Donatien Alphonse François de Sade ingreso en la academia militar de la Caballería de la Guardia Real. En 1759 obtiene el rango de capitán del regimiento de Borgoña y participa en La Guerra de los Siete Años. Concretamente, en la primera batalla en la que participo fue en la toma de Mahón (Menorca). Allí, aunque murieron más de 400 franceses, su actuación le valió todo tipo de distinciones. Hasta que termino la guerra en 1763, el joven futuro marques viajo por todos los frentes franceses repartidos por Europa. El 16 de abril de 1767 alcanzó el grado de capitán comandante en el regimiento del maestre de campo de Caballería.

Se casó en contra de su voluntad. Una vez abandono la disciplina militar y volvió a Francia, fue obligado a casarse con Renée Pélagie Cordier de Launay de Montreuil, hija mayor de un nuevo rico de París (los matrimonios concertados estaban a la orden del día por aquel entonces). El matrimonio no duraría mucho (apenas cinco años, hasta que el buen Marques decidió abandonar a su mujer) pero entre tanto comenzó su escandalosa carrera literaria y encontró en su suegra a su peor enemigo.

El primer escándalo literario del autor llego en 1763, poco después de casarse. Desde el castillo de su mujer situado en Échaffars, la zona de Normandía, comenzó a hacer circular sus primeros manuscritos. Uno de ellos (con una alta carga sexual) cae en las manos del Rey y este manda arrestar al militar retirado. El manuscrito estaba firmado por un tal Sade (ningún historiador se pone de acuerdo con respecto a si fue escrito o no por Donatien) y eso hizo que el militar momentáneamente retirado terminara en la fortaleza de Vincennes donde paso 15 días hasta que la familia de su mujer se hizo cargo de él.

Ese primer escándalo quedo en nada en comparación con el que le salpico en 1769 (dos años después de la muerte de su padre y heredar el título nobiliario que le haría pasar a la historia). Por aquel entonces el Marques ya tenía amantes en la corte (donde adquirió cierto peso político) y en sus estancias en París era fácil verle en compañía de prostitutas. El caso, conocido como el escándalo de Arcueil vio como el Marques era denunciado por una mujer llamada Rose Keller a la cual contrato. Keller conto que fue forzada, azotada y torturada por el Marques. Hoy en día aún no se sabe cuánto de lo que Keller contó era verdad o estaba inspirado en los manuscritos eróticos que el Marques ya distribuía. Sea como fuere, Donatien paso siete meses en la cárcel por aquel escandalo (el cual se magnifico hasta el infinito) lo que le convirtió en una suerte de paria al quedar su reputación totalmente destruida.

Fue dramaturgo. Tras su salida de la cárcel, el Marques monto una compañía de teatro y un teatro en el castillo de Lacoste. Con un repertorio superior a las 20 obras, la compañía vio sus aspiraciones truncadas cuando el Marques se mete en otro lio que fue conocido como el caso de Marsella, por el cual termino huido de Francia. Estuvo en Italia (donde fue retenido durante 5 meses por la influencia de su suegra) y luego en España. Volvió a Francia cuando se enteró que su madre estaba contando sus últimas horas. Fue detenido la misma noche en la que llego a París y conducido a la fortaleza de Vincennes donde pasaría 13 años.

¿De qué trato el caso de Marsella? Al parecer, Sade, tras una orgia con unas prostitutas, fue acusado de envenenarlas con un afrodisiaco llamado “mosca española” (supuestamente el mismo que puedo estar tras la muerte de Fernando el Católico). Tras una larga jornada de orgias, dos de las jóvenes contratadas por el Marques sufrieron una indisposición (que remitió pasado unos días) pero teniendo en cuenta la fama del Marques, fue acusado de sodomía y envenenamiento, por lo que fue condenado a muerte.

A pesar de que su causa fue archivada al año de llegar a la fortaleza de Vincennes por ciertas irregularidades, el Marques permaneció preso. Allí tanto su salud física como mental se resintieron enormemente. Paso su estancia escribiendo obras, cartas y comunicándose con su mujer (que fue la que le ayudo a escapar de Italia). Fue traslado a la Bastilla en 1784 , donde su calidad de vida se vio seriamente afectada (el propio Marques dijo: Es una prisión donde estoy mil veces peor y mil veces más estrecho que en el desastroso lugar que he abandonado). Tan solo estuvo allí 5 años.

Tras estallar la Revolución Francesa, salió de la cárcel a los 50 años de edad en unas condiciones físicas deplorables (apenas podía ver y casi no podía caminar solo por su extrema obesidad). A pesar de ellos participo activamente en el proceso revolucionario escribiendo diversos discursos, como el pronunciado en el funeral de Marat, y con la organización de hospitales y asistencia pública. Sus suegros, los mismos que por su influencia le tuvieron 13 años en prisión, solicitaron su amparo cuando su casa fue precintada y fueron acusados de extranjeros. A pesar de todo durante el periodo del Terror de Robespierre, estuvo a punto de ser guillotinado.

Cuando salió de la cárcel su obra no pudo ser más criticada (se dice que buena parte de su producción se perdió en diferentes épocas por la censura y por ser quemadas por familiares avergonzados. Arruinado, el escritor ateo hasta el extremismo término siendo encarcelado por el Régimen Napoleonico acusado de demencia libertina (el propio Napoleón quemo un ejemplar de Justine o los infortunios de la virtud debido a que su juicio se trataba del libro más abominable jamás engendrado por la imaginación más depravada). Paso sus últimos años en el asilo para locos de Charenton gracias a la asistencia de su familia, que se encargó de pagar su estancia y su manutención (como pudimos ver en la película Quills). Cuando falleció en 1814, uno de sus hijos hizo desaparecer todos sus manuscritos inéditos (entre ellos la inconclusa Les Journées de Florbelle).

Frase del Marques de Sade:

  • Ninguna religión vale una sola gota de sangre.
  • Mi desgracia no es consecuencia de mi manera de pensar, sino de la de los demás.
  • Pienso que si existiera un Dios, habría menos maldad en esta tierra. Creo que si el mal existe aquí abajo, entonces fue deseado así por Dios o está fuera de sus poderes evitarlo. Ahora, no puedo temer a un Dios que es o malicioso o débil. Lo reto sin miedo y me preocupa un comino sus rayos.
  • La crueldad lejos de ser un vicio es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza.
  • Vamos a darnos indiscriminadamente a todo lo que sugieren nuestras pasiones, y siempre seremos felices… La conciencia no es la voz de la naturaleza, sino sólo la voz de los prejuicios.
  • La idea de Dios es el único error por el cual no puedo perdonar a la humanidad.
  • …Pero qué nos importa la opinión de la gente fría siempre que nuestras almas, más ardientes y más nobles que las suyas, sepan disfrutar de lo que ellos no perciben.
  • Lo que hace celoso al amante no es el afecto que siente por ella sino el miedo a la humillación pública si su querida cambiara de sentimientos hacia él.

sade-marquis-cincodays

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: