//
estás leyendo...
Cajon de Sastre, Cincodays Bonus, Especiales

Cincodays Bonus – La importancia de ponerse en la piel de los demas

Cincodays Bonus…por César del Campo de Acuña

La importancia de…Ponerse en la piel de los demás

Soy alto. Bastante alto para la media de mi país. La rebasó en nada más y nada menos que 20 centímetros y siendo algo que celebro todos los días (el ser alto, no el rebasar la media de estatura de España) que como todo en la vida tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Dentro de las buenas están alcanzar los estantes más altos sin necesidad alguna de escaleras, bancos o similares, destacar entre la muchedumbre (los altos somos puntos de encuentro andantes) y ser escogidos siempre como los primeros en los equipos de baloncesto.  ¿Y las malas? Pues muchas; El mundo en general no está hecho para nosotros y por ejemplo viajar es un engorro (sea el medio de transporte que sea) por la incomodidad que supone plegar los zancos en espacios diminutos, calzarnos y vestirnos es un dolor (aunque cada vez es más fácil) y descansar cómodos es una tarea compleja. Desde la preadolescencia acomodar mi humanidad en el catre ha sido poco menos que un juego de tangram ya que cuando no era por la altura (el colchón es más pequeño que tú) era por el peso (esos somieres que te engullen a poco que peses más de 90 kilogramos) y claro, después de noches de imaginaria, era fácil encontrarme un tanto picajoso, cansado y con ojeras en la mañana. Afortunadamente hoy en día, gracias a cadenas como Colchones Mobiprix (que tienen de todo) encontrar un espacio cómodo y asequible para que mis huesos descansen cómodamente es más fácil.

¿Qué me quejo por gusto? Todo es discutible, pero prueben ustedes a dormir cuatro años en un colchón que parecía un papel de fumar y de 1,80 midiendo casi dos metros y pesando más de 100 kilogramos y me cuentan. Les iba a hacer una gracia loca créanme. Los que nos salimos de la media, sea por abajo o por arriba, no me atrevería a decir que sufrimos pero tampoco se nos tiene demasiado en cuenta. No somos muchos y tampoco vociferamos a poco que algo nos moleste. Y no, este comentario no es una soflama reivindicativa ni mucho menos; Es tan solo un recordatorio para que entiendan que su amigo “el lápiz” su amiga “la jirafa”, su amigo el “gnomo” o su amiga “la chincheta” no viven en un mundo que se acuerde demasiado de ellos (afortunadamente, y como señalaba antes, cada vez lo tenemos más fácil) y en el que además tienen que lidiar con motes o apodos (cariñosos o no) como los que anteriormente he mencionado (cuanto tenia barba a mí me llamaban Hagrid).

Nada, nada que ser alto está muy bien pero tampoco es la bicoca que creen muchos que es. Asique pónganse un poquito en la piel de ese amigo que se tiene que convertir en un siete cada vez que se sube en el metro y dejen de llamarle largirucho que igual no le hace la más mínima gracia aunque les encante bajarle las cosas de los estantes altos (es algo que nos encanta).

tall-airplane-cincodays

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Cincodayscom/455312474507289

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: