//
estás leyendo...
Cajon de Sastre, Cincodays Bonus, Especiales

Cincoday Bonus – La ruina del coleccionismo

Cincodays Bonus…por César del Campo de Acuña

La ruina del coleccionismo

Como ya sabrán, queridos lectores, soy coleccionista. Pero uno de esos que si no fuera porque le obsesiona el orden, estaría al borde de aparecer en el programa de Lo guardo por si acaso. Empecé con las películas, luego llegaron los cómics, después los videojuegos y ahora los juguetes (o figuras/figuras de acción si son de esos a los que sus inseguridades les hacen disfrazar las cosas de lo que no son). Los coleccionistas, urracas profesionales, somos personas emperradas en atesorar el pasado, porque en cada objeto de los que adquirimos hay un trozo de nuestras almas. Como si de horrocruxses se trataran vamos llenando nuestras casas de elementos que la van transformando poco a poco en un museo de nuestras vidas y aunque hay quien pueda ver tristeza en ellos, los coleccionistas solo vemos felicidad. Pero claro, es una felicidad efímera ya que esas colecciones, esos monumentos a un pasado particular son prácticamente imposibles de completar. ¿Y porque? Porque el coleccionismo es una ruina. No es solo el precio de la pieza que compras, sino el de los malditos gastos de envío (afortunadamente hoy contamos con herramientas tan útiles como Genei.es para comparar las diferentes tarifas de envío por mensajería) que hay veces que superan incluso el precio del objeto adquirido.

Al final hechas cuenta y por cada cosa que vendes para seguir pagando la afición (o la adicción, llámenlo como quieran) entran tres nuevas en casa y claro, el espacio, después de tus bolsillos es lo segundo que se va comiendo el coleccionismo. De repente un día ya no sabes cómo apilar las cosas para que entren más en los estantes. De un día para otro te ves convertido en un experto jugador de Tetris en el mundo real, ya que las piezas no solo tienen que encajar, sino que además no se pueden derrumbar ni resultar dañadas durante la colocación. Del dinero al espacio pasamos a la cordura. Sin darte cuenta, te acabas pasando las horas muertas en foros de intercambio, páginas web de compra/venta de artículos de segunda mano, pensando en lo siguiente que compraras (evidentemente si disfrutar de la última captura) y elucubrando extraños tratos que solo tienen sentido en tu cabeza. Como les decía…una ruina.

Afortunadamente, un día hechas el freno; Algo se activa en tu cerebro y te comienza a hacer selectivo. Te empiezas a deshacer de las piezas menos importantes y comienzas a ir solo por las que realmente tienen una relevancia emocional definitoria y poco a poco el espacio, la cordura y el dinero vuelven a hacer acto de presencia. El coleccionismo es una ruina y puede convertirse en un pozo. No dejen que esto ocurra y vivan su revival con ciertas miras y sobre todo pendientes de una meta.

wine-collecting-cincodays

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: