//
estás leyendo...
Cajón Deportivo, Deporte

Cajon Deportivo – Jerry Lucas

Cajón Deportivo…por César del Campo de Acuña

Aficionados al deporte, sean bienvenidos una vez más a Cajón Deportivo, la sección dedicada a recordar a todos aquellos ídolos del deporte que han caído, más o menos, en el olvido.  Hoy les voy a hablar de uno de jugadores de baloncesto más peculiares de la historia.

jerry-lucas-card-cincodays¿De quién hablamos?: de Jerry Ray Lucas, Jerry Lucas, un jugador de baloncesto estadounidense nacido el 30 de marzo de 1940 en Middletown, Ohio. Con una estatura de dos metros y tres centímetros y 104 kilogramos de peso jugo en las posiciones de pívot y ala-pívot en la décadas de los sesenta y de los setenta.

¿Por qué le recordamos?: Los aficionados al baloncesto le recordamos por ser uno de los mejores reboteadores de siempre y por una trayectoria profesional llena de reconocimientos y honores que culmino cuando en 1996 fue escogido como uno de los cincuenta mejores jugadores de la historia de la liga.

¿Qué fue de él?: Tras retirarse en 1974 decidió perseguir una carrera fuera de las canchas de baloncesto a pesar de las numerosas ofertas que recibió para entrenar y para comentar partidos en televisión. Dotado con una memoria prodigiosa, que nunca dejo de entrenar, Lucas se dedicó a escribir y a educar sobre cómo enseñar por medio de la memoria.

¿Sabías que…?: Como ya he mencionado Lucas nació y creció en Middletown, Ohio. Esta población de poco más de 30.000 habitantes, por aquel entonces, situada entre Dayton y Cincinnati, se hacía llamar así misma “La capital del baloncesto en Ohio” debido a que los Middies (el equipo del instituto) habían ganado cinco Campeonatos Estatales. Cuando Lucas se unió al equipo ayudo a que ganaran dos campeonatos más de manera consecutiva (1956 y 1957) aupando a los Middies a un total de siete Campeonatos Estatales, cifra que sigue siendo un record dentro del estado. Por si eso fuera poco Lucas demostró una insultante superioridad frente a sus rivales y entre sus compañeros de equipo. El desgarbado jugador conseguía unos porcentajes superiores al 60% de acierto a canasta lo que le ayudo a liderar a su equipo a una increíble racha de 76 victorias por tan solo una derrota. Aquello le valió ser nombrado el Mejor Jugador del Estado en tres ocasiones consecutivas y además, por su fuera poco, gano el premio USBWA national high school player of the year en dos ocasiones, una proeza que solo han llegado a igualar Lew Alcindor y LeBron James.

La fama de Lucas durante sus años de instituto alcanzo un grado tan elevado que cuando le quedaba un año para graduarse recibió más de cien ofertas de becas deportivas de diferentes universidades con el objetivo de que se uniera al equipo de baloncesto de las mismas y al de atletismo (había ganado el Campeonato Estatal de lanzamiento de disco). Finalmente Lucas opto por quedarse cerca de casa y acepto la oferta de Ohio State. Durante sus años como pivot en los Buckeyes lidero al equipo a la increíble cantidad de 78 victorias por 6 derrotas logrando tres títulos de la Big Ten y el Campeonato de la NCAA en 1960.  Pero no solo le fue bien jugando al baloncesto. Gracias a su increíble memoria Lucas logro graduarse en su tercer año universitario y realizar sus estudios de post-graduado durante el cuarto. Todas sus calificaciones fueron de sobresaliente. Como apunte divertido, Lucas recuerda que su habilidad para memorizar volvía loco a su compañero de habitación, el legendario John Havlicek. Volviendo al baloncesto, debo señalar que fue nombrado en dos ocasiones el Mejor Jugador del Torneo de la NCAA y dos veces fue designado el Mejor Jugador Universitario por Associated Press. Por otro lado en 1961 fue designado el Deportista del Año por Sports Illustrated (el primer jugador de baloncesto que lo lograba) y fue All-American tres años consecutivos. No hace falta decir que es miembro del Salón de la Fama del Baloncesto Universitario y que su dorsal (el número 11) fue retirado por los Buckeyes (siendo el segundo número retirado en la historia del deporte universitario estadounidense).

En 1960, tras ganar el Campeonato de la NCAA, fue seleccionado para representar a los Estados Unidos en las Olimpiadas de Roma de ese mismo año. Durante las pruebas Lucas lo hizo fatal debido al cansancio acumulado durante la temporada y debido a la altitud donde estaba el centro deportivo donde se preparaban los atletas (en Denver, Colorado). A pesar de todo, Lucas destaco por encima de sus compañeros en el apartado de rebotes y aunque no era el más alto (los jugadores de mayor estatura de esa selección eran Walter Bellamy y Darrall Imhoff) pidió que le dejaran jugar de pívot. A pesar de que había sido seleccionado como reserva para los aleros, termino convirtiéndose en el pívot titular del equipo que ganó la Medalla de Oro en los citados Juegos Olímpicos. Compartió el oro junto a leyendas como Oscar Robertson, el citado Walter Bellamy y Jerry West. Por si fuera poco, su experiencia internacional no termino ahí ya que fue seleccionado como miembro del equipo AAU ( Amateur Athletic Union ) el cual hizo una gira por la Unión Soviética (Moscú, Kiev y Leningrado fueron las ciudades que visitaron) en la que no perdieron un solo encuentro.

Aunque les pueda sorprender, desde que llego al baloncesto universitario Lucas había declarado en cuantiosas ocasiones que no tenía ningún interés en convertirse en jugador profesional. Ya había sido seleccionado en un Draft territorial por los Cincinnati Royals pero el de Middletown los rechazo hasta en dos ocasiones y eso que una de las ofertas le habría convertido en el segundo jugador mejor pagado del equipo tras su compañero olímpico Oscar Robertson.  Curiosamente si acepto el trato que le ofrecieron los Cleveland Pipers de la extinta  American Basketball League. Finalmente aquello no llego a nada y termino en los Royal donde empezó su carrera profesional en 1963. No defraudo a los seguidores del equipo de Cincinnati ya que en su año como novato logro el premio al Rookie del Año, fue votado como titular en el All-Star Game de 1964 y termino siendo el tercer máximo reboteador tras Bill Russell y Wilt Chamberlain.

En los Royals se convirtió en una de las grandes estrellas de la liga. En su segundo año logro anotar veinte puntos y capturar veinte rebotes por partido de media (el tercero de la historia en la NBA). Por otro lado fue nombrado MVP del All-Star Game de ese año. No obstante Lucas sabía que a pesar de tener de compañero de equipo a Oscar Robertson, los Royals tenían pocas posibilidades de convertirse en serios aspirantes al título. El jugador reconoció, años más tarde, que en gran medida que su estancia en el equipo de Cincinnati fue una pérdida de tiempo. A su vez, cuando fue transferido a los San Francisco Warriors tras la llegada de Bob Cousy al banquillo de los Royals, afirmo que durante sus últimos cuatro años en el equipo no había trabajado todo lo duro que habría podido (y eso que su productividad como anotador y reboteador fueron envidiables).

Al mes de llegar al equipo de la bahía se rompió la mano derecha. Pero una vez volvió sus números volvieron a ser, más o menos, los de siempre. En la temporada 70/71 volvió a ser titular en un All-Star Game pero en mayo de ese mismo año (1971) fue enviado una vez más al este. Recalo en los New York Knicks a cambio del carismático Cazzie Russell. A pesar de no llevar demasiados años en la NBA, Lucas ya era un respetado veterano que comenzaba a dejar atrás sus mejores años debido a lo mal que estaban envejeciendo sus rodillas. A pesar de ser el tercer jugador en activo con más rebotes (tras Chamberlain y Bellamy) y haber sido All-Star en siete de ocho ocasiones para la prensa comenzaba su declive. De hecho, llego a la Gran Manzana como recambio del pívot Willis Reed (que también tenía problemas en las rodillas). Pero los hados quisieron aliarse con Lucas y tras once partidos de la temporada regular Reed sufrió una lesión que le mantendría alejado de la cancha todas las temporadas. Lucas volvía a ser titular y por primera vez desde su etapa universitaria lo hacía como pívot puro.

Para el jugador fue un renacimiento en toda regla. Según el mismo declaró hacía años que no se divertía tanto jugando al baloncesto (de hecho dijo que su experiencia en los Knicks superaba a lo mucho que disfruto jugando para los Buckeye). Lidero al equipo en rebotes y fue el segundo que más asistencias dio tras Walt Frazier. Los Knicks llegaron a la final aquel año (1972) pero fueron derrotados por los Lakers en cinco partidos. En su segundo año en el equipo perdió la titularidad ante Reed y por primera vez en su carrera no logro dobles dígitos en anotación y rebotes. A pesar de todo ello su contribución al juego del equipo fue crucial y formo un tándem terrible con Reed (conocido como Willis Lucas) que ayudo a que el equipo ganara el campeonato en 1973. Se retiró del baloncesto una vez finalizo la temporada 1973/74 a pesar de que le quedaban dos años de contrato con los Knicks. Lucas, un jugador que nunca había sentido el deseo de convertirse en profesional, sentía que no tenía nada más que ofrecerle al deporte de la canasta y se retiró como uno de los mejores reboteadores de todos los tiempos (actualmente es el decimoséptimo jugador con más rebotes en total). Añadan a su record personal que fue seleccionado para el Mejor Quinteto de la NBA en tres ocasiones y en dos para el segundo.

Ya les he hablado de la memoria superdotada de Lucas. Bien, una vez se retiró se dedicó a sorprender al mundo con su sorprendente capacidad memorizando las 500 primeras páginas del listín telefónico de Manhattan o recordando el nombre y apellido por orden de todos los espectadores de un plató de televisión. Por otro lado tenía cierta inclinación por el espectáculo y creo al personaje de “Luke the Magician” con el que presento un especial para la televisión llamado The Jerry Lucas Super Kids Day Magic Jamboree lleno de trucos de magia, juegos de memoria u puzles numéricos. Por otro lado coescribió el Best Seller The Memory Book un libro que llego a vender dos millones de copias. A finales de los 80 fundo la compañía Lucas Learning Inc, una empresa dedicada a la creación de material didáctico y formativo para niños. Como autor ha escrito más de 30 libros sobre estos temas.

Es miembro del Salón de la Fama del Baloncesto desde 1980. Ese mismo año le acompañaron Oscar Robertson y Jerry West.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: