//
estás leyendo...
Cajón Deportivo, Deporte

Cajon Deportivo – Bison Dele

Cajón Deportivo…por César del Campo de Acuña

Aficionados al deporte, sean bienvenidos una vez más a Cajón Deportivo, la sección dedicada a recordar a todos aquellos ídolos del deporte que han caído, más o menos, en el olvido.  Hoy les voy a hablar de un jugador de baloncesto que despareció en extrañas circunstancias.

brian-williams-bison-dele-denver-nuggets-cincodays¿De quién hablamos?: de Brian Carson Williams, un ex jugador de baloncesto estadounidense nacido el 6 de abril de 1969 en Fresno, California. En 1998 para honrar su ascendencia Cherokee y africana se cambia el nombre a Bison Dele. Se estima que murió asesinado por su propio hermano el 7 de julio de 2002 junto a las costas de Tahiti en la Polinesia Francesa.

¿Por qué le recordamos?: Los aficionados al baloncesto le recordamos por ser un sólido pívot en la NBA de los años 90 y por sus extravagancias personales. El resto del mundo, especialmente interesado en los programas de televisión que cubren la historia de asesinatos reales, le recuerdan por su desaparición en 2002.

¿Qué fue de él?: Tras retirarse prematuramente del baloncesto profesional a los 30 años de edad antes de que empezara la temporada 99/00 se dedicó a viajar por el mundo hasta que decidió navegar el pacifico sur.

¿Sabías que…?: Fue el segundo hijo de Patricia Phillips y Eugene “Geno” Williams Jr, cantante del afamado grupo The Platters. El desaparecido Andrés Montes le puso el apodo “Only you Williams” durante las finales de la temporada 96/97 en las que se enfrentaron los Chicago Bulls de Michael Jordan contra los Utah Jazz de Karl Malone. Williams fue fichado por los Bulls nueve partidos antes de que terminara la temporada y su aportación al equipo fue notable durante todos los Playoffs.

Durante sus años de instituto en Saint Monica Catholic High School (institución de la que además salieron jugadores como Leon Wood o Terry Schofield) en un principio destaco en atletismo pero un “estirón” le empujo al mundo de la canasta. Con una altura superior a los dos metros y cinco centímetros Williams se convirtió en el jugador estrella del instituto y aunque no logra ningún título gracias a su buena labor la institución retira su dorsal. Empieza su periplo universitario en la costa este, concretamente en la Universidad de Maryland pero aquello solo dura un año. Se mueve entonces al oeste, a la prestigiosa Universidad de Arizona donde pasa dos temporadas y logra ser nombrado miembro del quinteto ideal de la Pacific Coast Conference en 1991.

Con sus dos metros y ocho centímetros (o dos metros y once centímetros, según la fuente consultada) y más cien kilogramos de peso, Williams se presenta al Draft de 1991. Es seleccionado con el número diez de la primera ronda por los Orlando Magic. Compartió Draft con jugadores como Larry Johnson, Dikembe Mutombo, Kenny Anderson, Terrell Brandon, Chris Gatling y otros. Paso en los Magic dos temporadas y llego a compartir vestuario con un jugador destinado a escribir su nombre en la historia del baloncesto: Saquille O’Neal. Probablemente la presencia de Shaq fue lo que hizo que Williams decidiera cambiar de aires ya que de una temporada a otra pasó de jugar diecinueve minutos por partido a solo once.

Recala en Denver, el equipo de Dikembe Mutombo, donde tampoco logro destacar haciendo números muy similares a su primer año como profesional en Orlando. Con los Nuggets llega dos veces a Playoffs llegando a unas semifinales de conferencia tras eliminar a los SuperSonics de las 63 victorias. Viendo que tampoco tiene un papel preponderante en la rotación del equipo de Colorado se marcha a los Clippers de Los Angeles. En el segundo equipo angelino sus números se disparan gracias a la confianza que depositan en él. Supera los quince puntos por noche a los que suma algo más de siete rebotes por encuentro. Los Clippers terminan en negativo con 29 victorias por 53 derrotas pero, a pesar de ello, Williams pide un aumento salarial acorde a su aportación al equipo. Los Clippers no se lo conceden y se queda sin equipo durante la mayor parte de la temporada 96/97.

Como señale antes, los Bulls de Jordan, Pippen y Rodman le firman a nueve días de que termine la temporada regular 96/97 para aportar mayor profundidad al banquillo. Williams hace una gran labor durante los Playoffs aunque sus números no lo reflejaran (aporto poco más de seis puntos y tres rebotes en los diecinueve partidos que jugó) saliendo desde el banquillo y secando a los pívots rivales. Los Bulls ganan su quinto anillo tras deshacerse de los Utah Jazz de Karl Malone y John Stockton tras seis partidos.

Gracias a su labor crucial en las finales los Detroit Pistons le ofrecen un contrato que no puede rechazar. En su primera temporada en la ciudad del motor se convierte en uno de los pívots más en forma de la conferencia este logrando unos números sólidos. Aun así, sus dieciséis puntos por noche y los ocho rebotes por encuentro que logra durante aquella campaña no ayudan a que los Pistons de Hill y Dumars pasen de ser los sextos en la División Central.

En su segunda temporada en Detroit, la del LockOut (solo cincuenta partidos) sus extravagancias le alcanzan y sus números se resienten. Los Pistons comandados por Hill, Dumars y Laethener terminar terceros de la División Central y son derrotados en cinco partidos por los Atlanta Hawks de Mutombo en la primera ronda de los Playoff de aquel año.

Decía en el anterior párrafo que en su segunda temporada sus extravagancias le alcanzan por ser el año que cambia su nombre de Brian Williams a Bison Dele (único año que lucio Dele en su camiseta). Entre las rarezas que llamaron la atención de cuantos compañeros tuvo se encontraba su carácter bipolar (tan pronto estaba contento como sumido en una profunda depresión), el hecho de ser vegetariano, su carácter huraño y poco sociable, el poco aprecio que tenía por la vida de lujos y excesos del resto de jugadores (coches, dinero, fiestas, mujeres, alcohol…) aunque se llegó a comentar que tuvo una breve relación con la cantante Madonna. A su personalidad hay que sumar el hecho de que nunca sintió verdadera pasión por el baloncesto (empieza a jugar por su altura) algo que le empujo a renunciar a su contrato con los Pistons valorado en 36 millones de dólares.

Se retira prematuramente con unas ganancias de dieciséis millones de dólares para dedicarse a sus verdaderas pasiones: la música (tocaba saxofón, el violín y la trompeta y componía) y la aventura. Se dedica a viajar por el Mediterráneo y el Pacifico Sur, hasta que tras el once de septiembre de 2001 decide establecerse en Nueva Zelanda. Desde allí y tras comprar un catamarán al que bautiza como Hakuna Matata, planea navegar por todo el Pacifico Sur viajando desde Nueva Zelanda hasta Hawaii. Es en ese momento de la corta historia de Brian Williams en la que aparece la figura de su hermano Kevin. Este último siempre había estado a la sombra de su hermano, el triunfador de la familia.

Los últimos días de la vida de Bison Dale/Brian Williams son confusos y hay varias teorías sobre como llego su final. Supuestamente Kevin siempre había sentido celos de su hermano y a pesar de que la novia de Bison Dale (Serena Karlan) nunca le había aguantado este se instala con ellos y embarca junto a la pareja y el capitán de origen francés Bertrand Saldo. Salieron el 6 de julio de 2002. En los siguientes dos días se registraron tres llamadas vía satélite. Después nada. Supuestamente su hermano había urdido un plan para suplantar la identidad de su hermano y aprovecho el viaje para ejecutarlo. Los investigadores, (las investigaciones empezaron dos meses después de que no se supiera nada de los ocupantes del Hakuna Matata en ese tiempo), sostienen tres teorías. La primera, aportada por Erica Weise (la novia de Kevin por aquel entonces), según su propia declaración relata que su novio y Bison se estaban peleando cuando accidentalmente Dele golpeó sin querer a Serena, la cual se dio con la cabeza en un pescante de acero, muriendo en el acto. El capitán decidió que lo mejor era hacerlo saber, Bison se negó rotundamente y lo calló dándole un golpe con una llave inglesa. Acto siguiente su hermano le pegó un tiro en defensa propia. El FBI no cree en esta versión porque no había rastros de violencia en el interior de la embarcación. El FBI sostiene que Kevin disparo a los otros tres ocupantes del navío y los hizo desaparecer en el mar atándoles un peso que los mandara al fondo con el fin de suplantar la identidad de su hermano. Pero, la investigadora del FBI Elizabeth Castaneda tampoco cree en esta versión y piensa que Kevin obligo a punta de pistola a que su hermano, la novia de este y el capitán saltaran del barco para morir ahogados o devorados por los tiburones al no haber una isla en cientos de millas a la redonda. Sea como fueran los últimos y espeluznantes momentos de la vida de Brian Williams/Bison Dele, su cuerpo jamás fue recuperado y el mayor sospechoso del crimen se suicidó con una sobredosis de insulina que le provocó una crisis hipoglucémica que le causó un daño cerebral que lo llevó a la muerte.

brian-williams-bison-dele-clippers-cincodays

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Cajon Deportivo – Luc Longley | Cincodays.com - enero 10, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: