//
estás leyendo...
Cincodays Bonus, Cine, Mini Review

Mini Review – El Bar

Mini Review…por César del Campo de Acuña

El Bar (2017)

Mi relación con el cine de Alex de la Iglesia es, como la de otros tantos aficionados, de amor y odio. Esto lo traduzco como: esperamos sus películas a pesar de que la mayoría de ellas no terminan de convencernos. Sea por el motivo que sea los films dirigidos por de la Iglesia no acaban de ser redondos. Habitualmente la queja que suelo escuchar habitualmente, y a la que me suelo sumar, es que no sabe rematar sus propuestas y suele descabalgar con finales abruptos que no consiguen sorprender al público, sino cabrearlo. El caso, y a pesar de todo, es que aunque Las brujas de Zugarramurdi y Mi gran noche no terminaron de convencerme tenía ganas de ver El Bar. En esta ocasión mi interés por el film venia alimentado por una sensacional campaña de promoción que no descubría nada de la trama y dejaba a la imaginación del espectador elucubrar que ocurría en el exterior del bar en el que transcurría la acción. Evidentemente vas al cine y pagas tu entrada para descubrir el secreto de un thriller pero realmente pensaba que el cineasta bilbaíno se atrevería con una cinta que explotara la paranoia sin necesidad de explicar, con pelos y señales, que la motivaba.

¿Y qué me encontré? Pues un remiendo de Los 8 odiosos de Tarantino, pasado por un filtro de tardo costumbrismo, en el que el suspense se va a la porra a los 40 minutos de metraje gracias a jugar la carta de un tópico mil veces visto. Los primeros minutos del film resultan interesantes; la presentación de los personajes en un estupendo plano secuencia es sensacional. La ambientación dentro del bar esta cuidada hasta el último detalle. El inicio de la acción, aunque previsto, resulta sorprendente y entonces…el tedio. El tedio por la obligación de contentar a un público al que hay que llevar de la mano desde A a B, mientras se le da la comida masticada no vaya a ser que se pierda por el camino y se atragante. Y venga fundidos a negro, y venga errores de racord, y venga hacer patria en un concepto trilladísimo, y venga fallos en el diseño de producción (señor mío, el calor extremo hace estallar los cristales y si son botellas de alcohol ni le cuento) y venga…que usted, por ser espectador es tonto y necesita que papá cineasta le cuente hasta la última coma, no vaya a ser que a usted le dé por usar la imaginación.

Y oigan, la película en si no está mal. Tiene buen ritmo y es entretenida si eres capaz de abstraerte de los errores que he citado. Pero, resulta tan frustrante que un concepto que tenía unas posibilidades prácticamente ilimitadas termine pasando por el aro de convencionalismos argumentativos que dan ganas de gritarle a la cara cuatro cosas al que tomó la decisión de llevar la producción por estos derroteros. ¿Y qué tal los actores? Pues más o menos como siempre y ese como siempre suele estar más cercano al mal que al bien. Salvó a Jaime Ordoñez, Terele Pavez y Joaquín Climent. El resto no es que estén para matarlos pero entre los que no vocalizan ni a tiros y los que no son capaces de quitarse la larguísima sombra de según qué personajes de encima solo quedan los tres que he rescatado más arriba. Como viene siendo costumbre en el cine de Álex de la Iglesia una gran expectación nos termina llevando a una decepción (mayor o menor según el gusto) y a esperar la siguiente pero no en un Bar.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: