//
estás leyendo...
Cincodays Bonus, Cine, Mini Review

Mini Review – Life (Vida)

Mini Review…por César del Campo de Acuña

Life (Vida) (Life – 2017)

Cuando supe de la existencia de Life (Vida) su inminente estreno me dejo totalmente indiferente. El tráiler revelaba demasiado y daba a entender que estábamos ante una película que se había tomado demasiadas licencias con el término “inspirada en”. Por si esto fuera poco el tagline, o frase publicitaria, escogido para la cartelería resultaba excesivamente cómico para una cinta en la que el suspense, la ciencia ficción y el terror se daban de codazos en la barra de las etiquetas. “Estábamos mejor solos” rezaba el enorme troquelado que, cual guardia de garita, custodiaba una de las esquinas de los cines a los que suelo acudir cada fin de semana. ¿Cómo que estábamos mejor solos? Pero si parece el título de una comedia española (o eso pensé en cuanto lo leí). El caso es que, fuera como fuese, me decante por ella dado mi particular afán, como espectador, de despegarme todo lo que pueda de la realidad durante el tiempo que dure el film y eso que no me convencía ni  Ryan Reynolds (Deadpool), ni Jake Gyllenhaal (Redención), ni Rebecca Ferguson (Misión: Imposible – Nación secreta) para una película de este estilo y tampoco me moleste en ver quien dirigía para tener una idea más o menos clara de a que me iba a enfrentar.

Pero compre mi entrada, y ahí estaba yo, sentado en la sala con 9 almas más, dispuesto a ver el último trabajo de Daniel Espinosa (El invitado) sobre guion del tándem formado por los escritores y productores Rhett Reese y Paul Wernick (Bienvenidos a Zombieland, Deadpool…). La trama gira entorno a un grupo de científicos (los tres intérpretes ya citados junto a  Hiroyuki Sanada, Olga Dihovichnaya y Ariyon Bakare) los cuales, tras llevar cierto tiempo trabajando en la Estación Espacial Internacional (Mir), reciben un paquete de residuos recogidos del suelo terroso de la superficie de Marte. Entre las muestras hay lo que parece ser una pequeña forma de vida. Presentada ante la tierra con gran júbilo por parte de la tripulación, los miembros de la misma comienzan a experimentar con ella pero en una de las sesiones, por un error humano, la criatura cae en un estado de hibernación. Preocupado por el bienestar del descubrimiento del siglo los científicos tratan de reanimar a la criatura marciana utilizando un pequeño atizado de bajo voltaje. Entonces, sorpresivamente despierta, revelándose como un organismo totalmente hostil que no solo amenaza a los astronautas allí desplazados, sino a todas las formas de vida de la tierra.

Como escribo siempre, esa es, a grandes pinceladas la trama de Life (Vida), un relato claustrofóbico en gravedad cero que recordara, a los aficionados al género, a Alien, el octavo pasajero. Aunque, como decía al principio, en algunos momentos la cinta dirigida por Daniel Espinosa se toma demasiadas libertades con el término “inspirada en”, lo cierto es que la propuesta convence y funciona. Uno de los elementos que hicieron que el film funcionara a mis ojos de espectador fue la cercanía que representa la Estación Espacial internacional. Mientras los ocupantes de la Nostromo son individuos habituados a viajar por el espacio, los protagonistas de Life (Vida) son algunos de los seres humanos más excepcionales del planeta y justamente esa particularidad los vuelve más cercanos para con nuestra realidad. Por otro lado la laberíntica estación, unido a sus limitados recursos, la convierten en un escenario de pesadilla ideal para desarrollar la trama de un film agraciado con un excelente ritmo. Si es cierto que a partir de la segunda mitad del film, en cierta medida, el suspense desaparece pero la premura y la necesidad de que los planes ideados por los tripulantes salgan bien rescatan la propuesta de convertirse en un mero bodycount.

Añadan que todos los personajes, aunque se pase de puntillas por las motivaciones de algunos, resultan relevantes para la trama y el espectador. No se trata de piezas dispuestas únicamente para convertirse en una muesca más en la culata de la criatura, sino en claves esenciales (en la mayor parte de los casos) para entender el desarrollo y las acciones de los protagonistas. Por otro lado quede satisfecho, hasta cierto punto, con el diseño de la criatura. Uno de los elementos que encuentro más detestable dentro de la ciencia ficción y la fantasía es que todas las criaturas sean representadas con forma antropomórfica. Afortunadamente Calvin (nombre con el que es bautizado el ser marciano) no lo es ya que se asemeja a una mezcla entre estrella de mar acuosa y escalofriante pulpo que, en algunos momentos recuerda a la especie de la que forma parte Starro, el conquistador de DC Comics. Eso sí, hacia el final de la cinta revela ciertos convencionalismos faciales que estropean, en parte, el sensacional y terrorífico acabado creado por Atomic Fiction, Industrial Light & Magic (ILM) y Double Negative. Al no revelar todas sus capacidades, no poseer un tamaño monstruoso y moverse en gravedad cero Calvin se convierte en un horror espacial memorable.

Quizás el único aspecto negativo con respecto a la película en general, y en cuanto a Calvin en particular, sean los planos filmados desde su punto de vista. A estas alturas es un recurso manido y poco efectivo que solo revela cierta falta de imaginación. En general y para terminar, solo puedo decir que quede gratamente sorprendido con Life (Vida) una película que no ha gozado con la confianza de Sony (estaba pautada para ser estrenada el mismo fin de semana que la nueva cinta de Piratas del Caribe) y que no ha convencido al gran público. ¿Se convertirá con el paso del tiempo en un film de culto? ¿Quién sabe? Puede que su clara influencia haya jugado en su contra pero a todas luces, en independientemente de los elementos que toma prestados de la cinta dirigida por Ridley Scott en 1979, resulta una propuesta sumamente entretenida, valiente y disfrutable por cualquier aficionado al cine de género, a la ciencia ficción y al terror. Toda una sorpresa que no puedo recomendar bastante y que debería encontrar un hueco justo entre los que militen en los géneros citados en la anterior frase.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: