//
estás leyendo...
Cine, Movie Review

Movie Review – Matrix

Movie Review…por  César del Campo de Acuña

Dirección: The Wachowski Brothers.
País:
Estados Unidos.
Año:
1999.
Duración:
131 minutos.
Género:
Ciencia ficción. Acción.
Guion:
The Wachowski Brothers.
Reparto:
Keanu Reeves,  Laurence Fishburne,  Carrie-Anne Moss,  Joe Pantoliano, Hugo Weaving,  Marcus Chong,  Gloria Foster,  Matt Doran,  Belinda McClory, Julian Arahanga,  Anthony Ray Parker,  Paul Goddard,  Robert Taylor y Marc Aden Gray.
Música: Don Davis.
Fotografía: Bill Pope.
Montaje: Zach Staenberg.
Dirección artística:
Hugh Bateup y Michelle McGahey.
Diseño de producción: Owen Paterson.
Estreno en Estados Unidos:
31 de marzo de 1999.
Estreno en España: 23 de junio de 1999.

What is The Matrix?

En 1999 yo era un flipado. Estaba a punto de cumplir los 17 y no hacia otra cosa que jugar al baloncesto, alucinar demasiado leyendo reportes de WCW y revistas de WWF, jugar a la PlayStation, escuchar mucho rap (el nü-metal no tardaría demasiado en llegar a mi discman), carcajearme con South Park y ver películas. Pero no me refiero a los films de siempre sino a las cintas que, habiendo superado finalmente el férreo control parental sobre el material audiovisual que consumía, me hacían sentirme como un adulto con un gusto cinematográfico exquisito como Pulp Fiction, Asesinos Natos y otras tantas de ese corte. Entonces llego Matrix (The Matrix en versión original) y durante un verano nada volvió a ser igual. Aquella producción protagonizada por Keanu Reeves (actor al que solo le poníamos cara por sus papeles en Speed y Le llaman Bodhi) nos pilló por sorpresa tanto a mis amigos como a mí. Si no recuerdo mal, y no lo hago, no fuimos a verla el día del estreno, sino que nos subimos al carro semanas más tardes gracias al ruido que había provocado en aquella red de canales de chat y nicknames estúpidos en la que descargar una canción era una odisea.

La caña Matrix…así la llamábamos o así la llamaba (para mi vergüenza) y no fueron pocas las conversaciones seudocientíficas en las que mis amigos de por aquel entonces y yo nos enfrascamos a raíz del impacto que el film de los hermanos Wachowski (hoy hermanas) causo en nosotros. Me gustó tanto que cuando mi mejor amigo me pregunto qué iba a querer por mi decimoséptimo cumpleaños sin dudarlo le dije: La banda sonora de Matrix (CD que aún conservo con cariño y que todos los que formábamos parte de esa pandilla de nerds molones pudimos disfrutar ese verano). ¿Y porque me gusto Matrix? Verán, yo por aquel entonces, pasaba las horas muertas navegando con mi modem de 56Ks (chateando, leyendo resúmenes de lucha libre, descargando canciones o explorando mis parafilias) y aquello me hacía sentirme, a pesar de mi torpeza, con el control de algo que a mis padres y a buena parte de mis compañeros se les escapaba y aquella película explotaba aquellas sensaciones hasta el infinito al mostrar de manera superlativa el mundo al que quería pertenecer. Ya les he dicho que era un flipado y lo de ser un pirata informático que se movía por ambientes en los que sonaba Rob Zombie era un objetivo.

Independientemente de que la película de los Wachowski accionara una serie de mecanismos estéticos con los que me sentía, o quería sentirme, identificado la trama fue lo que me dejo boquiabierto. Inspirada, o no, el guion escrito por Sophia Stewart en 1983 (titulado The Third Eye), el film ponía sobre la mesa un viejo concepto: la realidad no es otra cosa que un engaño. Cuando eres un adolescente, poco instruido y leído, la actualización de esa idea te deja sin palabras. No, Matrix para mí, y para cientos de espectadores alrededor del mundo de mi misma edad por aquel entonces, no fue únicamente bullet time (técnica que, supuestamente, invento Michele Gondry antes de que la pudiéramos ver en esta cinta), escenas de acción (Wire fu lo llamaron) coreografiadas por Woo-Ping Yuen, ritmo sensacional y una estética cyberpunk espectacular, sino una cinta que te hablaba del inevitable paso hacia la madurez. Hasta cierto punto nuestras vidas discurren bajo el prisma edulcorado que nuestros progenitores (en la mayor parte de los casos) han creado para nosotros. Pero llega el día en el que tienes que abandonar esa seguridad para salir a un mundo que te despertara con altas dosis de amarga y dura realidad.

Como han podido comprobar no les he hablado ni de la trama, ni de los actores, ni siquiera de los efectos especiales (algunos de los cuales, debo decir, no han envejecido especialmente bien, pero eso es algo que le ocurre a todos los films que hacen uso y abuso del CGI) sino que les he contado un poco mis sensaciones biográficas (yo y mi leve hipertimesia)  para con un film que logro reunir en España a la nada despreciable cantidad de 2.938.914 espectadores en las salas. ¿Hace falta leer y entender Simulacra and Simulation de Jean Baudrillard (como si tuvieron que hacer los actores) para ver y disfrutar Matrix? Desde luego que no. Como ya les he dicho, para mi Matrix fue la mejor clase que recibí de cara a la pastilla roja que estaba a punto de tomar una vez dejara el colegio. Sentía que el film hablaba conmigo, y con otros adolescentes en mi misma situación, presentándonos la idea de la realidad bajo una gruesa capa de acción y diálogos más o menos afortunados, en los que Morfeo (Laurence Fishburne) nos aterrorizaba a la vez que nos animaba a aceptar una existencia alejada de la ensoñación en la que habíamos estado viviendo.

Curiosidades:

  • La escena de acción que da comienzo al film requirió seis meses de entrenamiento para los actores y cuatro días para ser gravada.
  • Carrie-Anne Moss se torció el tobillo mientras rodaba una de sus escenas, pero decidió no contárselo a nadie hasta que no termino el rodaje para que no la sustituyeran.
  • Woo-Ping Yuen inicialmente se negó a trabajar en la película y esperaba que al pedir una cantidad exorbitada de dinero, los Wachowskis perderían el interés. Sorprendentemente no logro su objetivo de repeler a los hermanos. Tras aquel intento de esquivar la producción formuló lo que consideraba una petición imposible. Dijo que estaría de acuerdo en participar en el film sólo si tenía el control completo de las coreografías de combate y de cuatro meses para preparas a los actores antes de que el rodaje empezara. Los Wachowskis cumplieron con su petición.
  • En la escena filmada en las oficinas de MetaCortex, Keanu Reeves no utilizo extra/doble alguno para la escena en la que trata de llegar a la góndola limpiacristales caminado por la cornisa. Estaba a 34 pisos de altura.
  • El libro en el que Neo oculta sus diskettes se titula Simulacra and Simulation un tratado de Jean Baudrillard que explora el concepto posmoderno de la simulación y la hiperrealidad. El capítulo donde están escondidos se llama “Sobre Nihilismo”. El nihilismo a menudo implica una sensación de desesperación, junto con la creencia de que la vida carece de significado.
  • Para prepararse para la escena en la que Neo se despierta en una vaina, Keanu Reeves perdió casi 7 kilogramos y se afeitó todo el cuerpo para dar al personaje un aspecto demacrado.
  • Se pensó en Tom Cruise para el papel de Neo mientras que actores como Nicholas Cage, Will Smith, David Duchovny y Russell Crowe, entre otros, lo rechazaron. El papel de Trinity fue rechazado por Gillian Anderson y Sandra Bullock. Curiosamente Carrie-Anne Moss, actriz que apareció en la serie de 1993 Matrix, se hizo con el papel.
  • El tiroteo en el recibidor del edificio se tardó diez días en filmar. Después del tiroteo en el vestíbulo, la cámara retrocede mostrando las secuelas. Durante ese plano una pieza de uno de los pilares se cae. Esto sucedió por coincidencia durante la grabación y no fue planeado, pero se dejó ya que parecía apropiado.
  • La película que los niños están viendo en la casa de El oráculo es Night of the Lepus de 1972, mientras que la canción que se escucha de fondo es Nuages de Django Reinhardt seguida de I’m Beginning to See the Light de Duke Hellington.
  • En 2012, The Matrix fue seleccionada por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para su conservación en los archivos del National Film Registry.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Mini Review – Animatrix | Cincodays.com - abril 14, 2017

  2. Pingback: Movie Review – Matrix Reloaded | Cincodays.com - abril 17, 2017

  3. Pingback: Movie Review – Matrix Revolutions | Cincodays.com - abril 24, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: