//
estás leyendo...
Cajón Deportivo, Deporte

Cajon Deportivo – Luis Resto

Cajón Deportivo…por César del Campo de Acuña

Aficionados al deporte, sean bienvenidos una vez más a Cajón Deportivo, la sección dedicada a recordar a todos aquellos ídolos del deporte que han caído, más o menos, en el olvido. Ya les hable de Billy Collins Jr. y hoy les contare la historia del que fue su ultimo rival.

¿De quién hablamos?: de Luis Resto, un ex boxeador de origen puertorriqueño afincado en el Bronx de Nueva York nacido el 11 de junio de 1955 en Juncos, Puerto Rico.

¿Por qué le recordamos?: Los aficionados al deporte en general y al boxeo en particular siempre le recordaran por su pelea con Billy Collins Jr disputada el 16 de junio de 1983 la cual le costó su carrera.

¿Qué fue de él?: Desde que perdió su licencia, tras la citada pelea, la vida de Luis Resto ha sido un infierno. Tras su paso por prisión se vio convertido en un sin techo. Vivió durante 10 años en el sótano del gimnasio en el que entrenaba cuando era joven, tuvo serios problemas con las drogas y perdió la relación con su familia (mujer y dos hijos que ya le han hecho abuelo). A pesar de su edad y su pasado ha intentado recuperar su licencia de boxeador pero siempre le ha sido denegada. Lo más importante que ha hecho en los últimos años fue el documental de la HBO de 2008 Assault in the Ring del cual es el protagonista.

¿Sabías que…?: Llego al Bronx en 1964 junto a su madre y cinco hermanos. Creció en el seno de una familia desestructurada y puede que, por la ausencia de una figura paterna, Luis Resto desarrollara una conducta peligrosa. En Octavo Grado, cuando contaba 8 o 9 años, dio un codazo en la cara a su profesor de matemáticas lo que le valió, aparte de ser expulsado del colegio en el que cursaba estudios, ser enviado a un centro de rehabilitación para personas con problemas psicológicos durante seis meses. Cuando salió, para mantenerlo alejado de los problemas y de las calles, uno de sus tíos comenzó a llevarle a un gimnasio del Bronx especializado en boxeo para que el chico encontrara un lugar en el que liberar toda su rabia y aprender a ser disciplinado.

No le fue mal como boxeador amateur. Luis Resto despunto en la división de los pesos welter llegando a ganar en dos ocasiones los siempre prestigiosos Guantes de Oro de la ciudad de Nueva York en 1975 y 1976. Le iba tan bien dentro del cuadrilátero como boxeador amateur que fue seleccionado para las pruebas del equipo olímpico que representaría a Estados Unidos en las Olimpiadas de Montreal 1976. Desafortunadamente no logro la plaza para representar a su país en las olimpiadas que vieron coronarse a Michael Spinks y Leon Spinks.

Se convirtió en boxeador profesional en 1977. Concretamente debuto el 4 de febrero de 1977 frente a Julio Chevalier (púgil que tan solo peleo en tres ocasiones, siendo el combate contra Resto su segunda pelea) en el Sunnyside Garden de Queens, Nueva York. Resto se embarcó en una racha de seis vitorias (dos por la vía del nocaut, dos por decisión unánime y dos a los puntos) y 1 empate antes de su primera derrota, la cual llego el 18 de marzo de 1978 a manos del futuro Campeón Mundial de los Súper Ligeros (versión WCB) Bruce Curry en el Hotel/Casino The Aladdin de Las Vegas.

Aquella derrota convirtió a Luis Resto en un jornalero del boxeo. Un púgil duro y combativo por el que tendrían que pasar todos los boxeadores que quisieran llegar a la cima del boxeo. No obstante, Resto llego a ser el décimo a nivel mundial en su categoría y peso aunque apenas era conocido fuera de la escena pugilística neoyorquina. Aun así Resto no solo peleo en los Estados Unidos ya que le vieron subir al cuadrilátero en Las Islas Vírgenes, Noruega, Venezuela, en Guyana, Italia y Puerto Rico.

Entonces, a principios de los 80, Panama Lewis llego a la carrera de Luis Resto. Panama Lewis era, por aquel entonces uno de los mejores preparadores del momento junto a Emanuel Steward y Lou Duva. Panamá estaba especializado en boxeadores de los pesos ligeros siendo Aaron Pryor el mejor púgil de los que entrenaba. Se fijó en Resto por su dureza. Según las propias palabras de Panama: “tendían a menospreciar a Resto por cuando fue noqueado llegando a pensar que estaba acabado. Yo le traje de vuelta”. Y así fue, cuando Panama Lewis, preparador que además llego a ser cornerman de Roberto Duran, empezó a preparar a Resto este, a pesar de su edad comenzó a volver a ganar peleas otra vez.

Con Lewis en su esquina Resto gano dos combates seguidos (uno por la vía del nocaut y otro por decisión unánime). El brawler del Bronx, el púgil que solo sabía dar puñetazos y aguantar los que le lanzaban volvía a ganar peleas cuando estaba a punto de llegar a los 30 años de edad. Entonces llego la infame pelea contra Billy Collins Jr. Como ya mencione cuando escribí sobre el malogrado púgil de Nashville, este último iba como un cohete hacia la cima de su categoría con un record de 14 victorias (11 de ellas por la vía de nocaut) y 0 derrotas. El combate que le enfrentaría a Resto sería uno de esos que le ayudarían a subir peldaños en la categoría con el objeto de postularse para un futuro combate por el titulo mundial.  Pero, en aquella aciaga noche de junio de 1983, la historia no siguió el guion. Collins no pudo con Resto. El púgil puertorriqueño le estaba dando la paliza de su vida y aunque el chico de origen irlandés aguanto el castigo, salió derrotado por decisión unánime. Sobre el mismo cuadrilátero se descubrió que los guantes habían sido manipulados y el resto, como suele decirse, es historia.

Cuando el escandalo llego a la opinión publica Luis Resto siempre declaro que él era inocente. Ya le habían quitado su licencia como boxeador pero esperaba volver a recuperarla algún día. El 22 de septiembre de 1986 empezo el juicio contra Panama Lewis y Luis Resto por los acontecimientos ocurridos en el Madison Square Garde el 16 de junio de 1983. A pesar de diferentes problemas (se rompió la cadena de custodia de las pruebas, el cornerman de Luis Resto murió 8 meses después de la pelea, los acusados no testificaron…) Luis Resto y Panama Lewis fueron encontrados culpables de tres cargos: Asalto, Conspiración y Posesión de un arma mortal. Panama además fue declarado culpable de amaño de una competición deportiva (Al parece, la victoria de Resto, el cual estaba muy por debajo en las apuestas al respecto de Collins Jr, servirían para lavar el dinero de un importante traficante de cocaína). Resto fue condenado a servir de 1 a 3 años en la cárcel y Panamá de 3 a 6. Ambos cumplieron una pena de 2 años y medio en prisión.

Cuando Luis Resto salió de la cárcel en 1988 volvió al Bronx. Baneado del boxeo de por vida, todo lo que había conocido había desaparecido. Su familia se apartó de su ruinosa vida y se mudaron a Virginia y de la noche a la mañana se vio sin un lugar en el que dormir. Encontró caridad en el Morris Park Boxing Club del Bronx, el gimnasio en el que entrenaba cuando era profesional. Allí encontró un techo durante 10 años en un sótano sin ventanas. Comenzó a tener problemas con el alcohol y las drogas. Según las propias palabras de Resto: “Quería morir. No me importaba seguir viviendo”. Intento una y otra vez que le devolvieran su licencia pero tantas veces la pidió, tantas veces se la denegaron. También intento ser cornerman, pero cuando solicito licencia para ese puesto también se la denegaron.

Trato de conseguir el perdón de la familia Collins durante el rodaje del documental Assault in the Ring pero no lo consiguió (de hecho, uno de los nietos del padre de Billy Collins Jr. le pidió a gritos que abandonara la propiedad si no querían que llamaran a la policía). Por otro lado mientras se filmaba confronto hasta en dos ocasiones a Panama Lewis (el cual a pesar de estar suspendido de por vida sigue preparando boxeadores y viviendo, bastante bien, de este deporte) al respecto de lo que ocurrió en el combate con Collins Jr. Añadan que el propio Resto confeso durante una de las entrevistas para el documental que no solo se quitó el relleno de sus guantes, sino que además se enyesaron las vendas que cubrían sus nudillos. Como nota positiva, Resto termino por reconciliarse con su familia y durante un año vivió con uno de sus hijos en Virginia.

En 2011 volvió a solicitar su licencia para boxear la cual, como no podía ser de otra forma, le fue denegada.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Cajon Deportivo – Billy Collins Jr. | Cincodays.com - mayo 9, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: