//
estás leyendo...
Cincodays Bonus, Cine, Mini Review

Mini Review – Los vigilantes de la playa

Mini Review…por César del Campo de Acuña

Baywatch (Los vigilantes de la playa – 2017)

Las contadas películas protagonizadas por Dwayne Johnson que he visto en una sala de cine me han gustado. Me resultaron lo suficientemente entretenidas como para sentir que había amortizado el precio de la entrada. Me refiero a Hércules (Brett Ratner – 2014) y a Un espía y medio (Rawson Marshall Thurber – 2016) dos films en los que los elementos positivos superan ampliamente a los negativos. El resto de las cintas protagonizadas por el intérprete anteriormente conocido como The Rock no he tenido el gusto de verlas en pantalla grande y las que pertenecen a la franquicia The Fast and the furious no las cuento como producciones protagonizadas por él. El caso es que la citada Un espía y medio me dejo el suficiente buen sabor de boca como para esperar con cierta anticipación el estreno de la adaptación cinematográfica de Los vigilantes de la playa. Antes de continuar debo decir que la serie creada por David Hasselhoff en 1989 nunca me gusto especialmente. Evidentemente he visto algún que otro episodio, pero ni quede prendado por Pamela Anderson (mi preferida era Alexandra Paul) ni el bañador rojo me parece un mito erótico de la televisión por lo que mi interés por el estreno de 2017 no residía en el factor nostalgia.

¿Y qué me he encontrado en la película dirigida por Seth Gordon (responsable de la pasable Como acabar con tu jefe)? Pues un desastre monumental que durante sus 116 minutos de metraje no sabe lo que quiere. A ratos comedia, por momentos film de acción, en ocasiones una oda a la sal gruesa y en otras rallando con saña visigoda la parodia. El guion es un absoluto desastre que va dando bandazos de un lado a otro sin ton ni son encadenando escenas vergonzosas para hacer avanzar una trama con tan poca sustancia que termina por no importar en absoluto más allá de darle cierta cohesión a la horrorosa colección de gags perpetrados por las ocho manos que le metieron mano al libreto. Por otro lado el film gira entorno a una de esas preguntas que a los “graciosos por vocación” les gusta hacer cuando quiere ridiculizar una serie de la década de los 80 o de los 90 que no es otra que la de ¿Por qué un socorrista se pone a resolver casos? Y en parte tienen razón, pero si en lugar de centrar toda su atención en ese hilo argumental y se hubieran dedicado a copiar un episodio del material original pero haciéndolo a lo grande igual no hubiera resultado tan horrorosa.

Todos y cada uno de los personajes son terrible. Representan estereotipos asquerosos y despreciables que te hace imposible empatizar con ellos. En conjunto y por separado resultan tan sumamente tontos, exagerados, amorales y simples como la fauna que puebla ciertos programas de televisión. Añadan que el montaje es obra de un psicópata; Lleno de cortes, saltos de escena a escena abruptos los cuales, en alguna que otra ocasión, cortan hasta el clímax de la misma. Pero el disparate no termina ahí, no. A los horribles cromas y efectos CGI de los que hace gala hay que añadir que la cinta desprende el hedor del que se quiere reír de algo sin saber muy bien porque. ¿Fue Los vigilantes de la playa la mejor serie de la historia de la televisión? Pues claro que no, pero lo que nadie puede negar, por cutre o disparatada que fuera, es que fue uno de los mayores éxitos de la televisión sindicada de los Estados Unidos durante la década de los 90.

Lo único que salvo de este desastre es la, por momentos, acertada banda sonora y la luz/fotografía en algunas escenas porque hasta el doblaje es malo (especialmente en el trabajo realizado para los personajes de Matt Brody y Victoria Leeds). Miren que no tengo nada contra Zac Efron (de hecho, me gustó mucho en Malditos vecinos)  y que Dwayne Johnson me suele tener ganado desde el primer minuto pero Baywatch no hay por dónde cogerla. Dirán que se trata de uno de esos productos cinematográficos que hay que consumir dejando el cerebro en la entrada de la sala pero creo que hasta los que opten por esa opción van a sentires insultados por su humor garrulo, la poca personalidad que transmite, el bajo nivel paródico (con cameos incluidos de los citados David Hasselhoff y Pamela Anderson) y esa sensación que transmite, como comentaba con anterioridad, de querer reírse de algo sin saber muy bien porque. Confiemos en que el resto de proyectos vinculados al nombre de Dwayne Johson no terminen siendo una caricatura desacertada como esta Los vigilantes de la playa la cual, tras estrellarse, no hace otra cosa que hundirse en un remolino de indecisiones al respecto de un tono que ni guionistas, director y actores saben muy bien cual es.

contacto@cincodays.com

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/Cincodays/

Síguenos en Twitter:

@Cincodayscom

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: